Rastros (Busca por aquí cualquier entrada con palabras-clave):

Cargando...

viernes, 18 de noviembre de 2016

Autorretrato cubista

No sé si será cosa de la edad, pero el domingo descubrí en mi rostro ciertas señales asimétricas, consecuencia de una, afortunadamente, ligerísima parálisis facial. Ello dio origen al poema que ahora comparto con vosotros: 

[Detalle de Las Señoritas de Avignon, de Picasso]

Mi rostro, sin por qué, se ha vuelto picassiano:
una ceja más alta, un ojo más caído,
la boca del revés, y el centro del oído
afilado lo mismo que puñal toledano.

Las palabras dan saltos mortales en mi boca.
Y el aire, por mis labios, entra y sale a su antojo.
Ante el espejo ignoro quién es el trampantojo
que se burla, me engaña y, frente a mí, se enroca.

El médico me ha dicho que, como una pintura
a medio hacer, un día coincidirá el reflejo
de quien soy con la vieja y exacta arquitectura
del hombre a que respondo y me niega el espejo.

Sólo queda esperar. Y mientras lo hago, escribo,
por ver si así recobro mi rostro privativo. 


miércoles, 9 de noviembre de 2016

Mensaje a vuela pluma





Las cosas pintan mal, querido amigo.
El mundo se nos vuelve reaccionario
 —nunca fuera un dechado de virtudes—
y el machismo, la insolidaridad,
la xenofobia y otras mil lindeces,
como jinetes del Apocalipsis,
campean a su antojo. Hasta las Bolsas,
siempre tan cuidadosas con lo suyo,
se echaron a temblar esta mañana.
Parece ser que Trump, ese misógino
que presume de serlo, ha conseguido
llegar a Presidente. Ya lo ves,
todo buenas noticias. Y no hay forma
de que el mundo se pare y nos bajemos.


Romancero



Entro y salgo. La luna está crecida.
Y todo el Romancero se me viene hacia mí,
inabarcable.

Cuando yo era más joven,
Jimena me contaba de sus cuitas:
de lo sola que estaba en el castillo
mientras Rodrigo andaba guerreando,
y sus hijas, aún niñas,
preguntaban de noche por el padre.
Yo la escuchaba atento, aunque, como ya digo,
joven, sin experiencia,
después nunca sabía qué decir, 
y así me limitaba a saber sus tristezas
y aguardaba con ella a que El Cid regresase.

También, en ocasiones, Jimena se ausentaba,
y el castillo se hacía menos hospitalario.
Entonces, Gerineldo —ya un fantasma fornido—,
deambulaba sin rostro los altos corredores,
y Delgadina —aquella
hija de un rey malvado—,
marchitaba las rosas más rojas de su sangre.

Ya no soy joven, pero
a veces entro y salgo, mientras la luna sigue
su curso y los romances
aguardan impacientes mi llegada:

Habita su prisión el prisionero,
a orillas de la mar va el Conde Olinos,  
Fernán González lucha por Castilla
y una casada infiel —la Catalina
coquetea otra vez con un soldado,
mientras que monte arriba, perseguida
por la fiereza fiel de siete perros,
huye una loba parda, ya cansada…

Todo sucede en mí por la extensión
sugerente y feraz del Romancero.

(¡Ay de mi Alhama!)


jueves, 3 de noviembre de 2016

Tempus fugit

[Reloj en la fachada del Ayuntamiento de Oslo © A. C. G.]


Cuanto escribo me salva ante mí mismo.
Me salva de momento
y da fe de quien soy, sin que pretenda
ser, más allá de mí, eternidad ni sueño.

Pues sé que viviré mientras aún vivan
las personas que me aman y que quiero,
mientras respire aún algún amigo
y comparta su voz con mi silencio.

Después, cuando ellos ya no estén,
el olvido vendrá lento y ajeno
a dejar una pátina invisible
de tiempo sobre el tiempo.

Entonces seré polvo y seré nada,
lo mismo que mis versos.  


domingo, 30 de octubre de 2016

Más sobre 1+1+1 Tres perspectivas

[© Carlos Ferreras Moraleda]

Carlos Ferreras Moraleda, fotógrafo, se encargó el pasado jueves de dar amplio testimonio gráfico de la lectura, ya comentada, en El Salvador. El resultado lo ha mostrado en Facebook: 57 fotografías que recogen diversos momentos del acto y, sobre todo, rinden homenaje a tan hermoso espacio. Por si algún visitante de esta página tiene curiosidad por ver tales imágenes, dejo aquí enlace a su muro. Una vez más, Carlos, muchas gracias. 

viernes, 28 de octubre de 2016

1+1+1 Tres perspectivas

[© C. E. L.] 

Como dejé anunciado aquí, ayer, en El Salvador, ante una sala "sorprendentemente" abarrotada, con la asistencia, entre el público, de los poetas Joaquín Benito de Lucas, Francisco Castaño, Ángel Ballesteros, Miguel Argaya, "Chuba Duruba" y Arantxa Oteo, entre otros, y escoltados por la hermosa obra de Vicente Martín Calderón, que actualmente se expone en este centro, ofrecimos una lectura de poemas Miguel Ángel Curiel, Pedro Tenorio y un servidor. 

Fue para mí fue un auténtico gozo y un privilegio, pues, El Salvador, antigua iglesia de inspiración mudéjar reconvertida en Centro Cultural, es un espacio único y acogedor que se presta a este tipo de actos; un acto que fue posible gracias a Miguel Ángel Curiel, quien se encargó de reservarlo y tuvo la amabilidad de invitarme a compartir con Pedro y con él mesa y palabra. 

Como bien se apuntaba en el título del encuentro, se mostraron tres perspectivas, tres formas diferentes de concebir y decir el poema. Así, tras la afectiva, generosa, y acaso algo exagerada, presentación que César Pacheco, como maestro de ceremonias, hizo de nosotros, dio paso la triple y variada lectura que, por los comentarios recibidos a su finalización, no decepcionó a los presentes. 

Tanto Miguel Ángel Curiel como yo hicimos un recorrido a través de los últimos libros publicados por cada uno, mientras que Pedro Tenorio, apoyado en la proyección de imágenes del Tajo, nos deleitó con una serie de poemas breves, de inspiración lírica, en los que el río es protagonista. 

Desde aquí quiero mostrar mi público agradecimiento, nuevamente, a Miguel Ángel por su amable invitación, al OALC por cedernos tan acogedor espacio y, sobre todo, a cuantas personas se acercaron a escuchar y compartir nuestra palabra. A todos, muchas gracias. 

lunes, 24 de octubre de 2016

Sorpresa

[© A. C. G.] 

Como quien mira el mar por vez primera,
como el que llega hasta sus playas y
se deja acariciar por el vaivén
sinuoso de las olas.
                                      
Así también, el niño que responde
a la voz del poeta,
cuando halla en la palabra que bucea
la caricia del mar.

sábado, 22 de octubre de 2016

Lectura en El Salvador

[© Miguel Ángel Curiel] 

Con el título 1+1+1 Tres perspectivas el próximo día 27, a las 19,30 h. en el Punto de Encuentro y Cultura El Salvador, de Talavera de la Reina, acompañado de los poetas y amigos, Pedro Tenorio y Miguel Ángel Curiel, ofreceremos una lectura de poemas, a la que desde aquí quedáis invitados.  

Aquellos que os acerquéis podréis apreciar tres modos distintos de entender el poema; tres sensibilidades diferentes con el objetivo común de dar con la palabra precisa, la que nombra y ordena, la que descubre y dice

Estoy seguro de que nadie saldrá decepcionado. Os esperamos.

viernes, 21 de octubre de 2016

Insomnio


            Late, en el silencio de la noche, el corazón del tiempo que se ensancha. Los fantasmas, las alimañas de la mente abarcan la sabana de las horas. Y el sueño que no llega. 

martes, 18 de octubre de 2016

¿Dónde las palabras?

[© A. C. G.] 

Dónde están las palabras, quién las siembra
para que el corazón las incorpore
precisas y sin mancha a su latido
y descifren el mundo con su vuelo.
Qué silencio profundo las genera
para que yo las oiga cada día,
para que en mi camino las ordene,
para que me traduzcan cuanto ignoro.

Dónde están las palabras: mariposas
de luz que tintinean
en una danza misteriosa y clave
y son capaces de borrar distancias
y abrir de par en par nuevos senderos.
Yo las acecho y mido, las rastreo,
y a veces se acompasan a mis pasos,
y, sigilosamente, vivas, libres,
de vez en cuando sólo, por sorpresa,
fingen que soy poeta entre mis dedos.