Rastros (Busca por aquí cualquier entrada con palabras-clave):

martes, 24 de febrero de 2009

Sonetos de París (3)



Desde el Musée d’Orsay observo el Sena
y, a lo lejos, Le Sacré-Coeur. Respiro
la ciudad al compás con que la miro:
una mirada ávida y serena.

Hoy el cielo está gris, pero encadena
de vez en vez el brillo de un zafiro:
espejismo de luz, fugaz suspiro
que el sol esconde tras cristal de arena.

Juego de claroscuro y perspectiva,
este París se instala tan adentro
que no encuentro palabra que describa

lo que siento buscándome en su centro:
ya Pigalle, ya Montmartre, ya sucesiva
mirada en la añoranza del reencuentro.

8 comentarios:

  1. Antonio, en tu entrada anterior aclaro lo de tu sorpresa por el premio.
    Te dejo, me vuelvo a tu París, que también a mí se me está instalando dentro.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Este es París y es ambiental nostalgia apoyada en ese segundo cuarteto genial que desemboca en el reencuentro de la memoria.

    Creo que influye positivamente en el lector la espectativa provocada por la panorámica en forma de serie. Esa capacidad para dirigir la mirada alrededor y reflejar tanto lo que se ve como lo que se siente que bordas en tu poesía.

    Enhorabuena por esos premios y por el avance en la participación de tu blog y sus sensibles comentarios.

    Un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
  3. Tengo ganas de ir a Paris y después de leer estos lindos sonetos todavía más. Un abrazo. milagros

    ResponderEliminar
  4. Estimado Antonio, aclarado queda. Una vez más, bienvenido a este paisaje parisino que, por supuesto, también es tuyo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Estimado Manolotel, gracias por tus palabras enhorabuenas. Lo mejor de todo esto, como bien sabes, es el sentir la cercanía de los que estáis [estamos] al otro lado de la ventana luminosa de nuestro ordenador, y ver cómo la palabra enjendra cercanías.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Milagros, París siempre está ahí. Ahora, según dicen, con lo de la crisis, un poquito más cerca para quien pueda permitírselo (los vuelos son más baratos y las ofertas de viajes te sorprenden por todos los costados). Mientras tanto, es un placer poder compartir esta visión mía de la ciudad con los visitantes de este rinconcito.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Una mirada a Paris y el soneto enmarcándola en los adentros del poeta mismo...qué gran encuentro (su blog), me permito dejar un abrazo muy fuerte desde Colombia con afecto y admiración a su trabajo en las letras con alma.!

    Anna Francisca Rodas Iglesias

    ResponderEliminar
  8. Estimada Anna Francisca: Bienvenida a este rincón de la palabra. Deseo que en los recorridos que pueda hacer por los poemas, reflexiones y comenarios que vayan quedando por aquí pueda sentirse como en su propia casa. Para mí, siempre es un placer recibir a nuevos amigos y brindarles mi mano y afecto.

    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar