Rastros (Busca por aquí cualquier entrada con palabras-clave):

jueves, 23 de abril de 2009

El corazón del agua (Pedro Tenorio)


Pedro Tenorio, madrileño —de igual nombre que el célebre Arzobispo de Toledo, nacido en Talavera en 1328, con gran influencia en la corte de Juan I, allá por el siglo XIV—, llegó a Talavera de la Reina en los primeros años 80, y, desde entonces, con algún breve paréntesis, ha residido en esta ciudad, integrándose plenamente en ella y participando en su vida diaria como cualquier otro talaverano. Profesor de literatura, tiene publicados diversos trabajos teóricos en torno a ésta. Como poeta, su libro Muertos para una exposición [Colec. Melibea. Talavera de la Reina 1984] , fue accésit del Premio Rafael Morales en el año 1983. Su poesía denota una gran sensibilidad y poder de sugerencia, así como una capacidad de observación que se refleja, desde su particular óptica, en sus versos.

Al disculpar su asistencia al acto, debido a un imprevisto, Joaquín Benito de Lucas, último autor programado, Pedro, fue el tercer y último interviniente en este II Encuentro en defensa del Tajo y del Alberche, con el poema El corazón del agua, del que aquí comparto unos versos con cuantos se asomen a esta bitácora:



EL CORAZÓN DEL AGUA



Mirad la dolorosa luz callada,
la opacidad de luz que ocupa el río.
Así yo hoy le contemplo:
doloroso y arcilla
dibujado en mis ojos.
Así el dolor me late y me transcurre.

Ved cómo agostan turbios
los meandros que antes eran cauce
del agua ensimismada en la alegría
de cada primavera.

8 comentarios:

  1. Antonio. Que derroche de belleza cristalina fluye de tus versos y que cauce tan abundante con que nos obsequias hoy. Un abrazo. milagros

    ResponderEliminar
  2. Bueno no había acabado de leer la prosa y veo que los versos no son tuyos. Felicidades al autor.

    ResponderEliminar
  3. Las palabras fluyen límpidas, frescas, cristalinas, en este precioso poema.
    Gracias por compartirlo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Milagros, efectivamente, hay un gran derroche de belleza en estos versos, límpidos, como dice Esther, al tiempo que gráficos y reivindicativos. Además de ser un buen amigo, Pedro es un excelente poeta, como decía en mi entrada, con una sensibilidad muy especial.

    Tu felicitación, seguro que será bien recibida por su parte.

    Un abrazo,

    Antonio

    ResponderEliminar
  5. Esther, gracias a ti por asomarte a este cuarto de estar y dejar tu tarjeta de visita.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. La verdad es que el Poema es directo, sincero y bello, tremendamente bello.

    Enhorabuena Pedro. No me canso de leerlo una y otra vez.

    Gracias Antonio por compartirlo en la red, altavoz de pensamientos.

    ResponderEliminar
  7. Julián, en primer lugar, disculpa por el retraso en mi respuesta. Acabo de llegar de viaje, y he estado ausente del blog desde el pasado domingo.

    Gracias a ti por asomarte a este pequeño cuarto de estar y dejar tu tarjeta de visita. Efectivamente, coincido contigo, de que éste es un gran poema, muy hermoso y con el que es fácil identificarse.

    ResponderEliminar