Rastros (Busca por aquí cualquier entrada con palabras-clave):

viernes, 3 de abril de 2009

Encuentro poético (2)

Después de este abandono, obligado por determinadas circunstancias familiares que van por buen camino, cierro el paréntesis de mi silencio, dispuesto a recuperar el tiempo de ausencia. Vayamos por partes.

Prometí comentar mis impresiones sobre el encuentro poético del que ya dejé constancia. Ahora, y a pesar del tiempo transcurrido, me gustaría, aunque fuese brevemente, volver sobre este asunto. Debo decir que, tal vez por lo precipitado de la organización y el hecho de celebrarse en pleno Puente de San José, el número de asistentes fue menor del que nos hubiese gustado. Esto, sin embargo, no restó emoción al encuentro, en donde se leyeron poemas de dos poetas ausentes y de los cinco presentes; en el caso de los poetas italianos, los textos se leyeron en los dos idiomas (italiano y español). Resultó curioso comprobar una vez más las múltiples maneras en que cada cual puede acercarse a la poesía: así quedó ratificado al escuchar las distintas voces de los autores participantes.

En cuanto a la Mesa Redonda del segundo día, resultó un encuentro cordial en el que se debatió muy particularmente sobre las dificultades peculiares de la traducción cuando ésta se hace sobre textos poéticos en donde las palabras, más que nunca, adquieren poliédricas significaciones y matices.

Lo mejor de todo, fue el puente tendido entre Faenza y Talavera y la posibilidad de nuevos encuentros e intercambio de experiencias.

2 comentarios:

  1. Me alegra que las cuestiones particulares se te vayan solventando favorablemente.

    Ya te dije lo que me habría gustado asistir al encuentro. Espero que pronto haya más y que podamos disfrutar en directo de la poesía como dos viejos amigos que somos jejeje.

    ResponderEliminar
  2. Luisa, muchas gracias.

    Seguiremos en la brecha y yo continuaré anunciando aquí cualquier actividad que tenga que ver con lecturas, recitales, presentaciones, etc. etc... Tal vez en algún momento coincidamos, efectivamente, como "viejos amigos".

    Un abrazo.

    ResponderEliminar