Rastros (Busca por aquí cualquier entrada con palabras-clave):

lunes, 21 de septiembre de 2009

El busto es mío y el oro de Polonia

Cuando la selección española de Baloncesto consiguió el título mundial en 2006, salió a la luz que, entre las "rutinas" del equipo "para hacer grupo", estaba la de cantar antes y después de los partidos una canción, "El busto es mío", de Riki López. Hoy, como mi homenaje particular a ese excelente equipo que ayer consiguió el Eurobasket 2009, dejó aquí el vídeo de esta divertida canción, interpretada por su autor.

5 comentarios:

  1. Divertidísimo y merecido homenaje a estos chavalotes (es un decir) que tienen la capacidad de conseguir grandes triunfos sin perder su condición de grupo de amigos haciendo de las suyas y nos hacen disfrutar tanto a todos. Aquella palabra que Pepu pronunció con tanto énfasis y separación de sílabas ("ba-lon-ces-to") ha vuelto a mostrarse como un verdadero talismán. Me parece que no será esta la última alegría que nos darán a los aficionados estos genios de la ÑB. Me he divertido mucho volviendo a recordar tan ocurrente tema.
    Un abrazo,

    Alfredo

    ResponderEliminar
  2. Para los que, como yo, hemos "mamado" el ba-lon-ces-to desde la más tierna infancia: minibasket, baloncesto, arbitrar, entrenar y no sé cuántas más cosas -por cierto, ya me lo decía mi padre cuando este deporte aún andaba en pañales, lejos de la profesionalización que ha alcanzado: "Hijo, has escogido dos cosas con las que nunca te ganarás bien la vida: poesía y baloncesto."- cada cita con la selección es un verdadero gozo, aunque, como en esta ocasión, hayamos también participado de ciertas urgencias a las que no estábamos acostumbrados. De ahí que haya querido dejar constancia de mi particular homenaje en una página que podría no parecer muy propicia para tales demostraciones. Creo, sin embargo, que tal manifestación no tiene por qué ser incompatible con el verbo y sus penumbras... A fin de cuentas, ver los últimos partidos de "estos chavalotes" se acercaba bastante a la Poesía (con mayúsculas).

    Un abrazo,

    Antonio

    ResponderEliminar
  3. Es muy bueno. No sabe cantar, pero hace grandes letras. O no sabe tocar. No sé. Me he divertido.

    ResponderEliminar
  4. Sobre el baloncesto y las satisfacciones que nos está dando esta selección mágica, ya habéis dicho prácticamente todo alfredo y tú, por eso comentaré la cancioncita de marras ¡que tiene guasa la cosa!

    Me he reido al escucharla de nuevo y más aún porque le iba poniendo caras, ya que conozco un caso reciente que es igualito, igualito jajajaja ¡qué cosas pasan!

    Gracias por acercarnos a los genios del baloncesto y al humorista, real como la vida misma.

    Abrazo grande.

    ResponderEliminar
  5. Enrique, totalmente de acuerdo. De voz, poquita; pero es un cachondo total.

    Luisa, siempre se ha dicho (y en ocasiones, comprobado) que la realidad supera a la ficción. No me extrañaría que antes de escribir la canción alguna honda le hubiese llegado al amigo sobre situaciones similares... y reales, como la vida misma.

    Un abrazo a ambos,

    Antonio

    ResponderEliminar