Rastros (Busca por aquí cualquier entrada con palabras-clave):

viernes, 13 de noviembre de 2009

Mientras el mundo gira





 [Fotografía: ©  Jesús García Martín]


En tanto yo respiro
y mis dedos, casi inconscientemente,
bailan por el teclado concentrando palabras,
alguien
estará agonizando.
Y otro alguien
—éste, apenas nacido—,
se agarrará a la vida sin saberlo.

Mientras tanto,
habrá también quien luche por un mundo
más justo. Y quien torture.
Quien firme una sentencia inapelable
que llevará a otros hombres al patíbulo,
y otros,
que de tanto dolor,
quizá, ni lloren.

Habrá quien venga del mercado
con la bolsa vacía,
y quien derroche el pan que no merece,
quien escriba una carta enamorado,
y quien rompa un espejo.

En tanto yo respiro,
el mundo, como siempre, irá a lo suyo.
Y en él, cohabitarán
la ira y la ternura,
el odio y el amor,
la violencia y el beso.

La materia del hombre es tan extraña,
que puede disfrutar de las estrellas
mientras aplasta un grillo.

jueves, 5 de noviembre de 2009

Palabras


[Imagen tomada del Blog "Ediciones Verbo Vivo"]


En la palabra soledad se esconde
una parte lejana de mi vida,
cuando sangraba el alma y de la herida
brotaba el verso sin saber adonde.

Y la palabra, se corresponde
con el amanecer de tu venida:
la herida restañada y diluida
la soledad donde la luz responde.

En fuego y alegría me consumo
gozosamente unido a tu conciencia:
hacemos pan y amor de la rutina.

En la palabra compartir resumo
el tiempo que empezó con tu presencia.
Y en la palabra adiós nada termina.

domingo, 1 de noviembre de 2009

A vueltas con el tiempo y con el canto


[Imagen tomada del Blog "Kermes in Turku" - http://kermesinturku.blogspot.com/]





El tiempo acabará siendo un gran cero
en el que la memoria será olvido.
Y nada quedará de cuanto quiero,
nada de cuanto soy o cuanto he sido.

Como si una gran pira, ya hecha escoria,
hubiese devorado el tiempo todo,
apenas quedarán de nuestra historia
favilas en el viento y por el lodo.

Pero hasta consagrarse ese momento,
nos quedará la vida, y nuestro aliento
alentará más vida mientras tanto.

Con amor, con humor, con esperanza
iremos conjurando su acechanza.
Y ojalá que también con nuestro canto.