Rastros (Busca por aquí cualquier entrada con palabras-clave):

martes, 22 de diciembre de 2009

Felices Fiestas

A quienes os acercáis por amistad a estas páginas.
A cuantos os siento amigos, a través de ellas.
A quienes alguna vez os leísteis en mis versos.
A cuantos pasáis por ellos de puntillas.
A quienes os sé ciudadanos de la patria común de la palabra.
A cuantos os preocupa el árbol y el planeta.
A quienes me enseñáis a ver el mundo con vuestra mirada.
A cuantos reís y lloráis con la risa y el llanto de los otros.
A quienes escribís porque sí, sin más razones.
A todos vosotros, y a los vuestros,
desde Verbo y Penumbra,
FELICES FIESTAS.


miércoles, 16 de diciembre de 2009

¿Y si el bosque muriera?


[Fotografía: Bosques de El Piélago - Sierra de San Vicente  © A. C. G.]

 
¿Y si el árbol muriera? ¿Y si muriera el bosque, todos los bosques? ¿Qué sería del hombre y de su afán de asfalto?

Hoy veo cómo talan hermosos eucaliptos de verde envergadura; cómo se desvanecen sus sombras centenarias y en su lugar se instala un pálido vacío que desconoce el viento y confunde a las aves. Veo máquinas -sin alma, sin voz y sin aroma- cómo arrancan de cuajo raíces que latían: vida, al fin, que se tala porque así lo ordenaron los dioses del dinero.

Y presiento el luto de los pájaros en medio de esta tarde, que tiene olor a muerte.

jueves, 10 de diciembre de 2009

Y tu aledaño

[Imagen tomada de Google: bahaisalicante.blogspot.com ]


Pasan los años. Miro atrás y veo
uno tras otro a los que he sido, cada
rostro que se prendió de mi mirada
y dejó, con su adiós, su camafeo.

Tras un rostro feliz, un rostro, reo
de aquella adolescencia atormentada;
la soledad, sin fondo, deshojada
en silencios, poemas y deseo.

Y el tiempo, transformando imperturbable
los rasgos de mi piel. Y año tras año
una tristeza antigua e incurable

corriendo por mis venas. Y un extraño
en mis ojos. Después, el imborrable
encuentro con la luz. Y tu aledaño.

lunes, 7 de diciembre de 2009

Supresión de "Poetas en vivo" (ciclos de lecturas organizadas en Madrid por el poeta Enrique Gracia Trinidad)




 [Imagen de una de las lecturas de Poetas en Vivo. 
Tomada del Blog de Enrique Gracia Trinidad]


Después de casi un mes de silencio, alejado del blog por uno de esos inexplicables ataques de apatía que, de tarde en tarde, suelen afectarme, vuelvo a asomarme a él movido por una mala noticia para los amigos de la Poesía: la supresión de los ciclos de "Poetas en Vivo", que, en la Biblioteca Nacional (Madrid), desde hace 13 años, patrocinados por Caja Madrid, ha venido organizando el poeta Enrique Gracia Trinidad.

Los motivos, como él mismo indica en su blog, Enrique Gracia recortes presupuestarios por parte de la mencionada entidad, debido a la Crisis.

Con esta decisión de Caja Madrid, una vez más, la Poesía vuelve a ser vilipendiada por aquellos que ven en ella un elemento sin utilidad del que puede prescindirse sin remordimientos ni temblores de pulso; acaso un juego de gentes ("poetas", a la postre) sin sentido práctico de la realidad, siempre en otros mundos, y ajenos a los verdaderos problemas que acucian a una sociedad en la que, a pesar de las buenas intenciones de los gobiernos al comienzo de la crisis, cuando parecía que trataban de asentar nuevas bases para un mundo nuevo, el dios Dinero prevalece, como siempre ha sido, sobre cualquier cosa que no sea generar beneficios. Naturalmente, para que estos sigan recayendo en los de toda la vida.

Enrique tratará de encontrar nuevas vías de financiación (por otra parte, no excesiva, como viene a aclarar) para que esta tarea de 13 años no se vea truncada defintivamente. Ojalá que pronto lo consigua y pueda retomar esta actividad, tan gratificante para cuantos han acudido a ella en todos estos años y para los autores que han participado.

Desde aquí, quiero enviar mi apoyo a Enrique Gracia Trinidad, y os animo, a cuantos podáis asomaros a este blog, a mostrarle también vuestra solidaridad.