Rastros (Busca por aquí cualquier entrada con palabras-clave):

miércoles, 20 de enero de 2010

El poema (2)


[Fotografía: Ocaso 2 (imagen tomada desde el aire) ©  A.C.G.]


El poema define lo que intuyo
antes de rastrear por el poema;
cuando no existe aún forma ni esquema
ni voz, y acaso sí tenaz murmullo.

Pero, en tanto se escribe y lo concluyo,
el poema no es más que estratagema
de la invención —a veces, erotema—
que ordena lo que ignoro y lo que arguyo.

Escrito al fin, propone una lectura
donde, junto a la luz, late la sombra
abierta a un sucesivo desafío.

Y como un bosque ajeno a su espesura,
alcanza más allá de lo que nombra
para menos nombrar de lo que ansío.

10 comentarios:

  1. Que bién te explicas "Poeta". Es un lujo poder leerte. Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Como he sido bienvenida, aquí vuelvo a asomarme. Encuentro otro soneto bien elaborado y sutil, por el que corren riachuelos de intuiciones, murmullos y transcurren fondo y forma para desembocar en una obra abierta a la inspiración, al desafío. Buen trabajo.
    Saludos cordiales de una salmantina afincada en Asturias.

    ResponderEliminar
  3. Cada vez que te leo, me descubro y con cada escrito tuyo, por primera vez me veo. Tu voz Poeta, es justo derrotero, verbo que encumbra, a quien aprende de tu verso...

    Un fuerte abrazo Maestro.

    ResponderEliminar
  4. Chaconi, el lujo es encontrarse a lectores como tú. Gracias por tu visita.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Emesralda Martí, gracias por tu generosidad hacia mis versos. Bienvenida, siempre.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Elizabeth, más que un comentario, me dejas un poema. Gracias por comentar. Eso sí, lo de "Maestro", como que no me cuadra. Aún hay mucho que aprender...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Sublimes los dos primeros versos. Nos enganchas con ellos y no se puede dejar de pensar a lo largo de los doce restantes...
    Besos.
    Laura

    ResponderEliminar
  8. Laura, una vez más, gracias... podría haber más variantes, sin duda... el poema puede prestarse al juego.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Benditos latidos de luz y sombra cuando sirven para dar vida a un bien elaborado soneto como éste.
    Un abrazo, amigo.

    ResponderEliminar
  10. Terly, como siempre, gracias por tus visitas y generosas palabras.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar