Rastros (Busca por aquí cualquier entrada con palabras-clave):

miércoles, 3 de febrero de 2010

Expresión "Racionalmente sentida" y/o...



[Imagen: portada de "El Parvulito", tomada de Google]

Un buen amigo me envía en un correo el siguiente texto, que considero interesante y no menos divertido (si no fuese un poco triste, la verdad). Su autora, según me dice, es profesora de música en un instituto público y, por lo que se ve, está un poco hasta el gorro de los continuos atentados que periodistas y políticos (supongo, que de manera particular, aunque no sean los únicos) cometen contra nuestro idioma. Como al final pide su difusión y yo soy poco dado a las "cadenas" de e-mail, aquí lo dejo, sin poner ni quitar ni una coma, para quien quiera reflexionar al respecto.

CONTRA LA TONTUNA LINGÜÍSTICA, UN POCO DE GRAMÁTICA BIEN EXPLICADA

Yo no soy víctima de la LOGSE. Tengo 48 años y he tenido la suerte de estudiar bajo unos planes educativos buenos, que primaban el esfuerzo y la formación de los alumnos por encima de las estadísticas de aprobados y dela propaganda política. En párvulos (así se llamaba entonces lo que hoy es "educación infantil", mire usted) empecé a estudiar con una cartilla que todavía recuerdo perfectamente: la A de "araña", la E de "elefante", la I de "iglesia" la O de "ojo" y la U de "uña". Luego, cuando eras un poco más mayor, llegaba "El Parvulito", un librito con poco más de 100 páginas y un montón de lecturas, no como ahora, que pagas por tres tomos llenos de dibujos que apenas traen texto. Eso sí, en el Parvulito, no había que colorear ninguna página, que para eso teníamos cuadernos.

En EGB estudiábamos Lengua Española, Matemáticas (las llamábamos "tracas" o "matracas") Ciencias Naturales, Ciencias Sociales, Plástica (dibujo y trabajos manuales), Religión y Educación Física. En 8º de EGB, si en un examen tenías una falta de ortografía del tipo de "b en vez de v" o cinco faltas de acentos, te suspendían.

En BUP, aunque yo era de Ciencias, estudié Historia de España (en 1º), Latín y Literatura (en 2º) y Filosofía (en 3º y en COU). Todavía me acuerdo de las declinaciones (la 1ª.: rosa, rosa, rosa, rosae, rosae, rosa en el singular; -ae, -ae, -as, -arum, -is, -is, en el plural; la segunda;-us, -e, -um, -i, -o, -o, en el singular; -i, -i -os, -orum, -is, -is, en el plural; no sigo que os aburro), de los verbos (poto, potas, potare, potabi, potatum, el verbo beber), de algunas traducciones ("lupus et agni in fluvi ripa aqua potaban; superior erat lupus longeque agni": el lobo y elcordero bebían agua en el río; el lobo estaba arriba, lejos del cordero; "mihi amiticia cum domino erat": yo era amigo del señor).

Leí El Quijote y el Lazarillo de Tormes; leí las "Coplas a la Muerte de su Padre" de Jorge Manrique, a Garcilaso, a Góngora, a Lope de Vega o a Espronceda...

Pero, sobre todo, aprendí a hablar y a escribir con corrección. Aprendí a amar nuestra lengua, nuestra historia y nuestra cultura. Aprendí que se dice "Presidente" y no Presidenta, aunque sea una mujer la que desempeñe elcargo.

Y... vamos con la Gramática.

En castellano existen los participios activos como derivado de los tiempos verbales. El participio activo del verbo atacar es "atacante"; el de salir es "saliente"; el de cantar es "cantante" y el de existir, "existente". ¿Cuál es el del verbo ser? Es "el ente", que significa "el que tiene entidad", en definitiva "el que es". Por ello, cuando queremos nombrar a la persona que denota capacidad de ejercer la acción que expresa el verbo, se añade a este la terminación "-nte".

Así, al que preside, se le llama "presidente" y nunca "presidenta", independientemente del género (masculino o femenino) del que realiza la acción.

De manera análoga, se dice "capilla ardiente", no "ardienta"; se dice "estudiante", no "estudianta"; se dice "independiente" y no "independienta"; "paciente", no "pacienta"; "dirigente", no dirigenta"; "residente", o "residenta".

Y ahora, la pregunta del millón: nuestros políticos y muchos periodistas (hombres y mujeres, que los hombres que ejercen el periodismo no son "periodistos"), ¿hacen mal uso de la lengua por motivos ideológicos o por ignorancia de la Gramática de la Lengua Española? Creo que por las dos razones. Es más, creo que la ignorancia les lleva a aplicar patrones ideológicos y la misma aplicación automática de esos patrones ideológicos los hace más ignorantes (a ellos y a sus seguidores).

No me gustan las cadenas de correos electrónicos (suelo eliminarlas) pero, por una vez, os propongo que paséis el mensaje a vuestros amigos y conocidos, en la esperanza de que llegue finalmente a esos ignorantes semovientes (no "ignorantas semovientas", aunque ocupen carteras ministeriales).

Lamento haber aguado la fiesta a un grupo de hombres que se habían asociado en defensa del género y que habían firmado un manifiesto. Algunos de los firmantes eran: el dentisto, el poeto, el sindicalisto, el pediatro, el pianisto, el golfisto, el arreglisto, el funambulisto, el proyectisto, el turisto, el contratisto, el paisajisto, el taxisto, el artisto, el periodisto, el violinisto, el taxidermisto, el telefonisto, el masajisto, el gasisto, el trompetisto, el violinisto, el maquinisto, el electricisto, el oculisto, el policío del esquino y, sobre todo, ¡el machisto!

SI ESTE ASUNTO NO TE "DA IGUAL", PÁSALO POR AHÍ, A VER SI LE TERMINA LLEGANDO A LA MINISTRA DE "IGUAL-DA".



P.D.: Buscando en Google la imagen que ilustra esta entrada, me encuentro con que este mismo texto está ya recogido en el blog.  http://cimbfred.blogspot.com/ el día 17/12/09. O sea, que igual más de uno ya lo conocía. "Igual-da".

7 comentarios:

  1. No he podido menos que sonreír, acá en mi tierra me tratan como extranjera, dicen que no hablo como local, cuando la corrección es universal. Una especie de racismo en el razonamiento de razas no bio-lógicas, sino aprehendidas.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Angus, un matiz: yo sólo me he hecho eco de un correo recibido. No soy su autor.

    Gracias por la visita.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Eli, un buen amigo, perspicaz y atento siempre a las cosas del idioma, me remite un correo relativo a esta entrada [sobre la que indiqué que ni ponía ni quitaba coma], que viene a puntualizar y aclarar algún error de contenido. Entre otras palabras, dice:

    ...sobre lo inadecuado de utilizar "presidenta" como ejemplo de mal uso del idioma, basta acudir al 'mataburros' para comprobar que no solo es adecuado sino que es lo correcto: se puede y, más aún, se debe decir "presidenta" cuando nos referimos a una mujer que preside algo o que ejerce el cargo de jefa de un Gobierno o de un Estado. La palabra aparece expresamente recogida en el Diccionario de la RAE, y lo está, en lo que he podido comprobar, al menos desde la 22ª edición. También en el Panhispánico se afirma, en la voz "presidente", que «[... Por su terminación puede funcionar como común en cuanto al género [...] pero el uso mayoritario ha consolidado el femenino específico presidenta.»

    y continúa:

    Y es que la lengua, además de evolucionar de acuerdo con la lógica gramatical, es un ser vivo cuyos verdaderos dueños son los hablantes y el uso, a veces incluso contra cierta "lógica interna", acaba sancionando como válidos usos que en principio puede que fueran contrarios a la norma. En este caso, además, ese uso ha sido admitido por los "vigilantes" del buen uso, así que difundir, como afirma literalmente el escrito que has colgado en tu blog «[...] que se dice "Presidente" y no Presidenta, aunque sea una mujer la que desempeñe el cargo», es caer, en cierto modo, en el mismo defecto que se critica: se da pábulo a una información errónea, aunque el verdadero fondo de la cuestión sea encomiable, de eso no cabe duda. Bastaría con cambiar ese ejemplo por otro de los muchos que existen (los ingeniosos y certeros «dardos» de Lázaro Carreter, entre otras posibles fuentes, contienen ejemplos para dar y tomar) para que el escrito tuviera el valor de denuncia que su autor ha querido darle, por otro lado tan necesaria.

    Aquí lo dejo, con la seguridad que tales matices vienen a enriquecer la verdadera intención de la autora de la reflexión sobre nuestro idioma.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. En la actualidad hay un interés desmedido por acabar con cierto machismo de nuestra lengua. Más allá de estos casos, lo importante y en lo que estoy totalmente de acuerdo es en que hay que revalorizar la importancia de saber expresarse bien. Los jóvenes estudiantes de hoy en día dan constantes patadas al diccionario y a la gramática sin ninguna piedad. El pequeño esfuerzo que supone aprender a expresarse bien oralmente y por escrito les supone un acto sobrehumano, por lo que su expresión es paupérrima. A diario lucho contra este caballo de batalla y, por ahora, son pequeñas las victorias que he conseguido. Ahora bien, no pienso cesar en mi empeño.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Tysbe, no cabe duda de que, entre el lenguaje de los mensajes por teléfono y el poco interés de muchos de los jóvenes por la lectura, nos encontramos con muchas patadas al diccionario, como dices. También es cierto que hay gente interesada en seguir velando por la lengua de Cervantes (la nuestra), y en ellos tendremos que seguir confiando: en vosotros, en nosotros. ¡A ello!

    Un abrazo.

    ResponderEliminar