Rastros (Busca por aquí cualquier entrada con palabras-clave):

jueves, 25 de febrero de 2010

Un resquicio de sol

[Imagen tomada de Google: El blog de Juanjo Gabiña]
 


    ¿Quién habla de victorias? Sobreponerse es todo.

                                                            R. M. Rilke

¿Quién dijo abrir las puertas del Parnaso?
Aprender a vivir. De eso se trata.
Y al escribir, aprendo, cata a cata,
verso a verso. Y camino, paso a paso.

Porque quizá vivamos siempre al raso,
hice del verso carne de fogata:
candela que ilumina y no arrebata
y un refugio de luz frente al fracaso. 

Hoy, que vuelvo a buscarme en esas huellas
que en las páginas quedan esparcidas,
sólo veo moscellas de moscellas:

voces, ecos, palabras confundidas;
y alguna vez, surgiendo frente al frío,
un resquicio de sol que sé que es mío.

8 comentarios:

  1. Son resquicios de sol, memorias de luz, las que mantienen rescoldos de luna cada noche. Versos bioluminiscentes Antonio, cantos de cigarra disipando la tiniebla...

    ResponderEliminar
  2. todo el poema en sí es magnifico pero sublime m suena esta segunda estrofa...

    Porque quizá vivamos siempre al raso,
    hice del verso carne de fogata:
    candela que ilumina y no arrebata
    y un refugio de luz frente al fracaso.

    Realmente me encantó.

    Con cariño, esencia.

    ResponderEliminar
  3. ...Aprender a vivir. Hermosa lección, eso es, en cada verso, que es cada paso, cada huella que dejamos, cada atardecer, cada resquicio de luz... Hermoso soneto, bien elaborado en la forma y profundo de contenido. Así vamos, los poetas, paso a paso, escribiendo que es lo mismo que viviendo porque plasmamos lo que sentimos. Es una lección de vida cada renglón escrito.
    (A ver si localizo tu poema sobre los Arribes. Te dejaré mi comentario. Gracias)
    Saludos cordiales

    ResponderEliminar
  4. Elí, ahí estámos, intentando disipar tinieblas en este peculiar oficio de la escritura.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Gracias, Esencia, por tus palabras. Nada más gozoso que saber que nuestros versos "llegan" a la complicidad del lector.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Esmeralda, gracias por tus palabras. Uno, con comentarios así, "coge" fuerzas para continuar escribiendo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Excelso este soneto, de muy buena calidad. Te felicito.

    Un placer leerte.

    ResponderEliminar
  8. Salvador, gracias por tu visita y generosidad.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar