Rastros (Busca por aquí cualquier entrada con palabras-clave):

lunes, 15 de marzo de 2010

Vísperas (Iracundo)

[Imagen tomada de: www.armasblancas.mforos.com]



Limaba el tiempo al tiempo que afilaba su charrasca. Sentado a la puerta de la calle, frotaba la hoja contra el pedernal, la mirada perdida quién sabe adónde. Y, al verlo, nadie sabía en qué o en quién pensaba.

4 comentarios:

  1. Me recuerda a las novelas de Delibes. Pienso en algún personaje de esos que él creó, con su mundo interior tan inquietante, que la posibilidad de comunicarse era nula.¿en qué pensaba este amigo afilando la charrasca??
    Me dejas con la intriga.
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Todo un mundo escondido tras el sonido del metal chasqueando al rozar la piedra y tras una mirada inpenetrable.

    Me gustan los minis... te permiten soñar mucho más allá de la belleza de las palabras.

    Un gustazo.

    ResponderEliminar
  3. Ay, Esmeralda. No has dicho casi nada: recordarte a Delibes...

    También yo ardo en dudas: ya sabes, más allá del autor, el personaje tiene vida propia.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Luisa, un placer tu visita.
    Pues sí, soñar: la puerta está abierta.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar