Rastros (Busca por aquí cualquier entrada con palabras-clave):

martes, 20 de abril de 2010

Él

[Imagen: dibujo de El Principito, de Saint-Exupéry]


Alquimista de verbos,
explorador de sueños,
prestidigitador.
Y, quizá
sobre todo,
alguien que indaga,
data, pregunta...
que respira.

4 comentarios:

  1. ... Casi nada... indaga, data, pregunta... Es decir, se preocupa, comunica, respira (como tú dices), vive...
    El pasotismo es el peor mal de nuestra sociedad. El Principito es un ejemplo de curiosidad, entusiasmo y ternura. A veces leo párrafos con mis alumnos, que poco entienden ( o se hacen preguntas ).
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Así es, Esmeralda. El Principito (y el Poeta) coinciden en ese afán de indagación y curiosidad; de ahí su "capacidad" para ahondar en lo más profundo de lo evidente, donde los demás, por mucho que miran, no ven.

    Gracias, una vez más, por dejar tu tarjeta de visita.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Precioso, me has recordado a mi ansiada "curiosidad" , a la que siempre le digo : " algún día me matarás "; pero lo peor es que no tengo siete vida como las gatas.
    Quizás con una, ya me baste.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Gracias, amiga. Bienvenida a este rincón de verbos y penumbras, abierto siempre.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar