Rastros (Busca por aquí cualquier entrada con palabras-clave):

domingo, 4 de abril de 2010

Primavera

 [Imagen: Primavera  ©   A. C. G.]

A la orilla del río, la primavera estalla. Y yo también respiro en la flor que se asoma: aroma y vuelo.

8 comentarios:

  1. Huele a libertad, me encanta cuando los poemas me invaden, precioso.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Quizá, efectivamente, "libertad" sea la palabra. El campo está hermosísimo en estos días en que la primavera comienza a romper tras los lluviosos días de invierno. En esa contemplación de la naturaleza se abraza el "vuelo".

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Aroma y vuelo. El entorno hace mucho para el estado de ánimo. Muy bello. Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Gracias, Milagros, por tus palabras. Celebro que te guste este "mini-poema".

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Aroma y vuelo, Antonio. Estupenda imagen de la primavera. ¿Qué es el aroma sino un vuelo sutil y embriagador?

    Pan y quesillo, le dice mi madre a estas flores de la fotografía. La zona del sépalo se mastica y es dulllllce...

    Besos.
    Laura

    ResponderEliminar
  6. Aromas de abril, dulces caminos preñados de luz y olor, por donde deambulamos descubriéndonos distintos. Es una ilusión acercarnos a las puertas de la primavera.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  7. Gracias, Laura. Efectivamente, ese último verso es el meollo de este breve poema. No veas la de versiones por las que ha pasado hasta llegar a ese verso definitivo.

    No sé si esta es exactamente la flor de "pan y queso", que decimos aquí. La de la foto crece directamente de la tierra y la que se come (al menos la que nosotros, de pequeños, mordisqueábamos) crecía en el árbol. De aspecto, efectivamente, se parecen mucho.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Y en esas andamos, Esmeralda. También con las luces y sombras del continuo vivir.

    Gracias por la visita.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar