Rastros (Busca por aquí cualquier entrada con palabras-clave):

sábado, 1 de mayo de 2010

De la violencia (versificación a un chiste de Gila)


[Viñeta de Gila]


Esto de la violencia, aunque se crean
que es cosa de mayores solamente,
es algo que se masca, está latente,
y hasta en los niños repercute. Vean:

Por ejemplo, anteayer, una señora
increpaba con genio a su vecina:
“Vaya un hijo que tienes, Josefina,
que ha sacado la lengua a mi Isidora”.

“Mujer”, le respondía la increpada,
“No hagas caso, cosas de mozalbillos;
igual que si les da por la geofagia”.

Y la otra madre aún más indignada:
“Serán, quizás, asuntos de chiquillos,
pero no hay quien le corte la hemorragia”.

14 comentarios:

  1. Lamentablemente lejos de conciliar, ha de quedar por encima.

    Pero muy audaz estos versos, con un toque de humos ácido, eres un maestro Antonio.

    Gracias por tu puntual comentario, un honor sin duda.

    ResponderEliminar
  2. Me encanta, Antonio, me encanta, ese soneto que se inscribe en la mejor tradición del humor y la ironía.
    Y qué decir de la viñeta de "nuestro" Gila.
    Genial, como siempre.
    Con tu permiso, me la guardo en mi archivo.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  3. Corroe este mal nuestra sociedad. Mal trato, maltrato... guadaña feroz que destroza la dignidad humana.
    CONTRA EL MALTRATO, TOLERANCIA CERO.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Que simpático el poema. Pero la verdad es que cuenta una realidad muy dura que sufrenuestra sociedad.Faltan muchos valores y profundidad de alma en las nuevas generaciones.Sonhijos abandonados de padres demasiado ocupados.Un abrazo y feliz dia.

    ResponderEliminar
  5. Genial Antonio, sutil e inteligente ironía.

    Me encantó el soneto y la viñeta, buen trabajo.

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Lola, dejando "genialidades" aparte, el mérito es sólo de Gila, quien, bajo esta forma de humor (pura ironía y en cierto modo, inglés) no dejó de denunciar la violencia en cualquiera de sus formas. Al hilo de esto, recuerdo otro chiste suyo en el que alguien leía en un periódico: "Un hombre se suicida y luego intenta matar a su mujer". Y respondía otro: "¡Hombre, por fin, alguien que hace las cosas en el orden debido."

    Sobre el soneto en sí, diré que es un poema ya antiguo (colgado en su día en la reiterada y añorada página de Poesía.com, en la que coincidimos más de un blogero de los que anda por ahí) y forma parte de esas Historias de Gila versificadas por Miguel Ardiles, con la que hice una pequeña autoedición (maquetación, impresión, cosido, etc; todo en casa) para felicitar las navidades de 2005. Iré, posiblemente dejando otras muestras de ello.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. La viñeta es genial, como lo era el maestro Gila.

    Y el soneto... pues no le va a la zaga. Fina ironía para, en clave de humor, remover los posos de ese mal que cada vez se extiende más por todas partes.

    Demuestras que se puede hacer denuncia usando todas las posibilidades a mano.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Elías, gracias por los halagos. El mérito, como le digo a Lola, es de nuestro admirado Gila. En cuanto a mi permiso sobre la viñeta, no puedo dártelo, porque no tengo ningún derecho sobre ella. Supongo que Don Miguel, desde donde esté, no se molestará porque se la tomemos prestada unos y otros, siempre como un humilde homenaje hacia su magisterio.

    Como le digo a Lola, iré dejando de cuando en cuando alguna muestra más de estos pequeños "plagios versificados".

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Esmeralda, totalmente de acuerdo contigo: CONTRA EL MALTRATO TOLERANCIA CERO. Creo que, precisamente, mediante esta forma irónica y ácida, Gila no dejó de denunciar la violencia, cualquiera que fuese su origen. Yo, en este caso, sólo he llevado a la rima una de sus invenciones.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Milagros, como le digo a Esmeralda, de acuerdo totalmente con lo que comentas. Reitero lo que he expresado en respuestas anteriores.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Gracias, Paloma. Por supuesto, todo el mérito, del maestro Gila.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Luisa, efectivamente, por ahí van los tiros de las viñetas y las historias de Gila. Yo, sólo soy "el copista".

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Siglos hacía que no leía yo un chisneto tuyo. Mu bueno, por cierto, fino humor. Por ahí tenemos una recopilación que bien merecería una edición, aunque sea de bolsillo. Tendríamos que planteárnoslo y pedir permiso a aquellos amigos.

    A uno de ellos que tu sabes le pidieron un chisneto para, nada menos, que un libraco enorme sobre poesía taurina, y ahí está, su chisnetillo entre otros tropecientos poemas, muy digno y muy divertido. Quién sabe donde puede acabar éste :)

    ResponderEliminar
  14. vocal, reitero e insisto que el "fino humor" es del autor del cuento, yo sólo lo he rimado. De ahí que no creo que tenga que acabar más allá de estas páginas. Otra cosa sería "aquellos otros chisnetos", que tal vez...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar