Rastros (Busca por aquí cualquier entrada con palabras-clave):

domingo, 23 de mayo de 2010

del Madrid y la sinrazón

 
 
     Leo en el Marca de hoy un titular sacado de una entrevista al nuevo entrenador del Real Madrid, Mourinho, en la que dice que, Claro que soy capaz de ganar la Champions con el Madrid. Y en la edición digital, otro en el que se afirma, Mou, allá por donde va triunfa. A la vista de ambos, podría deducirse que el Madrid, por el hecho de fichar al último entrenador campeón de Europa, ya tiene los títulos del año que viene asegurados. O sea, trabajar desde la modestia.
     Luego, en el Blog del Palomero, que con tan sabia mano gobierna Juan Manuel López Iturriaga, un lector, Dexter, hace esta pregunta: Villa, Cesc y, probablemente Rudy Fernández, al Barcelona. Nosotros fichamos a Mourinho y... digo yo, Palomero ¿por qué seguimos siendo del Madrid? Y él responde: Madridistas del mundo, no os lo toméis a mal, pero cualquier siglo de estos me borro. Ya ni me acuerdo la última vez que me sentí plenamente orgulloso de este club.
     Visto lo visto, suscribo su respuesta.

6 comentarios:

  1. Todos hemos tenido "una tía Patro", a la que hemos adorado. Bonita retrospección la que nos llevas siempre, con un lenguaje claro y ameno.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Así que el futbol es otra de tus pasiones y la cocina Antonio, como se te da.

    ResponderEliminar
  3. Carmela, supongo que tus palabras irán para la siguiente entrada, "Mi tía Prados". Una tía, un abuelo... siempre ha habido alguien que nos ha dejado una huella indeleble y que, a pesar del tiempo que haga que se fue, siempre permanece.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Bueno, Eli, en primer lugar, no es que sea una de mis pasiones; para mí, lo que realmente me apasiona, en cuanto a deportes se refiere, es el baloncesto. El fútbol lo sigo, simplemente. Lo que sucede es que siempre he sido del Real Madrid (con grandes simpatías por el Ath. de Bilbao en alguna época determinada) y me duele que desde hace ya años mi equipo haga las cosas tan rematadamente mal y con tan mal estilo. Me apetecía decirlo, aunque éste no sea el sitio más adecuado.

    En cuanto a la cocina, no sé qué tendrá que ver, pero, modestia aparte, no se me da mal. Precisamente, un momento antes de sentarme a contestar vuetros comentarios, acabo de hacer un bonito con tomate que quita "er sentío", que diría un andaluz (guiño cómplice)

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Uf, menos mal que el aviso viene con nombre y apellidos, si llega a ser anónimo comienzo a prepararme el exilio.

    Un abrazo, Enrique.

    ResponderEliminar