Rastros (Busca por aquí cualquier entrada con palabras-clave):

sábado, 15 de mayo de 2010

Divertimento (poco divertido)

Nuevamente cedieron
aquellos que dijeron:
"Cambiaremos las cosas."





Como mera comparsa,
son parte de esa farsa
que desprecia a las rosas. 




 
Las buenas intenciones
ceden a las razones
del becerro de oro.





Y otra vez más, se ha visto
que aquí, ni Marx ni Cristo
imponen el decoro. 



6 comentarios:

  1. Y al final resulta que es más de lo mismo,
    da igual que sean de la primera foto
    o de la impresentable segunda fotografía.
    Al final son todos lobos
    que se visten cada cuatro años
    con pieles de cordero.


    Más que un divertimento es para llorar.



    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  2. Una pena que ningún político sea capaz de atender con responsabilidad, ilusión y entrega total a una sociedad que los necesita para mejorar todos los aspectos de la vida en comunidad.
    Me aburren sus discursos, me asquean sus fraudes, me desilusionan sus artimañas...
    Es una triste realidad, pero con ella convivimos a diario.
    ¿Saldremos de ésta???
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Noray y Esmeralda, no puedo estar más de acuerdo con vuestras palabras. Ya advertía que era un "divertimento" poco divertido y tengo que darle a Noray la razón, más bien es para llorar.

    ¿Saldremos de ésta?, pregunta Esmeralda. Y habrá que pensar que sí, que saldremos, aunque no sabemos (creo que nadie lo sabe a ciencia cierta) cómo. De todas formas, como dice el refrán: "Siempre que llueve, escampa."

    Un abrazo a ambos.

    ResponderEliminar
  4. Amigo Antonio,

    Mejor seguir buscando el lápiz verde, porque siempre habrá un paisaje en blanco y negro dispuesto a dejar que lo coloreen...

    Las 7 vacas flacas preceden (o siguen???) a las 7 vacas gordas...irremediablemente.

    Un abrazo,
    Lily

    ResponderEliminar
  5. Pues sí, Lily. Lo que pasa es que, para mí, el problema reside en que algunos viven siempre con las vacas flacas encima, sean tiempos de penuria o bonanza, y otros, por muy flacas que vengan, siguen aprovechándose y engordándolas.

    No sé si es que tendrá que ser así...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Permite que comparta lágrimas... aún no me he recuperado de la impresión y mi fe se arrastra por el suelo... sucio de tanta porquería y rosa pisoteada.

    Siempre pagan el pato los mismos. Siempre ganan los mismos... y no hemos pasado aún lo peor.

    ResponderEliminar