Rastros (Busca por aquí cualquier entrada con palabras-clave):

lunes, 10 de mayo de 2010

La misma certeza, la misma duda



En medio de la noche, se pone a rastrear por la memoria en busca del momento exacto en que pronunció por vez primera una palabra con la veneración del converso. Sabe que en ese preciso instante comenzó el calvario, la particular travesía del desierto que es indagar adentro, buscando qué.

8 comentarios:

  1. Así es, Antonio. Llega ese día, esa encrucijada (muy acertada tu foto), en la que empieza la indagación, la pregunta sin respuesta, el calvario, porque duele... A todos nos llega ese momento. Y es en la noche cuando la voz se hace más insistente y más dolorosa.
    Certeros renglones los tuyos.
    Un abrazo y que empieces bien la semana.

    ResponderEliminar
  2. Lo peor sería permanecer parado.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Toda búsqueda tiene una respuesta.Vale la pena el intento.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  4. Es normal que siempre busquemos. El ser humano es el eterno insatisfecho y el indiana jones de nosotros mismos.
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Esmeralda, siempre me ha resultado inexplicable el hecho de que haya gente a quien le preocupe particularmente esa búsqueda indefinida de respuestas, ya sea a través de la literatura o cualquier otra arte, mientras que el resto parece conformarse con los lugares comunes que a lo largo del tiempo se han ido creando. Estos renglones, como tantos otros, iban en ese sentido, como bien has visto.

    Un abrazo. También te deseo una buena semana.

    ResponderEliminar
  6. Gabiprog, totalmente de acuerdo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Alicia, es cierto. Aunque a veces las respuestas no sean las que esperamos encontrar.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. "indiana jones de nosotros mismos". Eso, Carmela, me ha gustado. Me apunto la frase, con tu permiso. De acuerdo, por supuesto, con lo que dices.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar