Rastros (Busca por aquí cualquier entrada con palabras-clave):

viernes, 28 de mayo de 2010

Lectura de Antonio Colinas en Galería Cerdán

     Tal como estaba programado, ayer leyó Antonio Colinas en Talavera. Lo hizo en la Galería Cerdán (ya convertida en verdadero coliseo de la Poesía en esta ciudad), en el Aula Joaquín Benito de Lucas. Con su intervención se cerraba el X Ciclo de Poesía Actual, que se celebra cada año el último jueves de mes, entre enero a mayo.

     El acto, al que acudieron el alcalde de la ciudad, D. José Francisco Rivas, y el concejal de cultura, D. Carlos Gil, tuvo una amplia respuesta por parte del público, parte del cual hubo de seguir el recital fuera de la sala, a través del servicio de megafonía instalado. 

     Tras un breve balance de Joaquín Benito de Lucas respecto a los diez ciclos desarrollados en otros tantos años, con particular atención al que se cerró ayer, me tocó a mí presentar al poeta. En mi intervención procuré dar una visión global de su vida y obra, resaltando la importancia que la Poesía tiene para Antonio Colinas como vía de conocimiento, y medio para —en palabras suyas— sentir, interpretar y valorar la realidad de nuestra propia experiencia humana.


      Su intervención tuvo una duración próxima a los cuarenta y cinco minutos, y en ella hizo un repaso por su obra, desde el libro con el que obtuvo un accésit del Premio Adonais, Preludios a una noche total hasta Desiertos de la luz, publicado en 2008. Cuarenta años recogidos en una obra que da fe con claridad y profundidad del viaje vital del poeta, cuyos versos con el tiempo se han hecho más claros, y movidos por una necesidad de reflexión frente a la emoción que dictaba los primeros.


      Fue una lectura sencilla, sosegada, ajustada a la cadencia armoniosa de los poemas. Una lectura con la que Antonio Colinas supo conectar con un público que siguió sus palabras con un respetuoso y emocionado silencio. Al finalizar, éste se vio roto por el cerrado y cálido aplauso de todos los asistentes.

     Por último, tanto el poeta como su presentador fueron obsequiados con sendas piezas cerámicas, en recuerdo de este acto. Tras ello, todos pudimos departir en el patio de la Galería, degustando un vino español.



                                               
En las fotografías: 

Aspecto de la sala, momentos antes del comienzo del acto.
Intervenciones de Joaquín Benito de Lucas y de Antonio del Camino
Antonio Colinas, durante su lectura. 
Entrega al poeta, por parte del Alcalde de Talavera, de la pieza cerámica, en recuerdo del acto. 
Aspecto del patio de la Galería, después de la lectura. 

7 comentarios:

  1. Interesante velada literaria en Talavera.
    Me alegro de que todo saliera bien.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Gracias por contarlo, Antonio, con las cálidas fotos casi viene a ser como si hubiéramos estado allí. Como Esmeralda, me alegro de que todo fuese bien. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Esmeralda, Alfredo:

    Efectivamente, fue una velada muy agradable y productiva.

    Gracias a ambos por estar ahí.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. La Poesía que construyes es palpable, buen Antonio. Versos de piel rasgando la inmensidad. Un gran abrazo y gracias por transportarnos una vez más al segundo piso de la escritura.

    ResponderEliminar
  5. Nuevamente, gracias por la visita, Eli.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Al final una avería más que inoportuna de mi coche, acabó con las pocas esperanzas que me quedaban para asistir. Lo sentí de verdad.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Qué se le va a hacer, Luisa. Hay veces en que los hados parece que se ponen en contra. Fue una pena, seguro que lo hubieras disfrutado. Habrá más lecturas, y mantendré al día sobre ellas.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar