Rastros (Busca por aquí cualquier entrada con palabras-clave):

jueves, 1 de julio de 2010

Aviso para navegantes




     Es posible que durante unos días, no sé cuántos ni a partir de cuándo, no me asome puntualmente a esta ventana. El motivo de tal ausencia no es debido a que, como corresponde a las fechas, comience unas merecidas vacaciones; ni, menos aún, a que necesite tomarme un respiro después de la frenética actividad del blog durante el primer semestre del año (compárese con la del pasado 2009). La razón, más sencilla y prosáica, no es otra que la del cambio de operador de telefonía que me presta  el servicio, debido a una de esas prácticas propias de quien tiene la sartén por el mango y aplica en sus relaciones comerciales la ley del embudo. Ya me entendéis. 

     Ya digo que no sé cuándo se producirá el corte ni el tiempo que podrá durar. Yo lo aviso, como suele decirse, por si acaso... En tanto llega el momento, seguiré aquí, a pie de obra.

5 comentarios:

  1. Suerte y al toro, Antonio: a mí me costó dios y ayuda darme de baja en un operador para cambiarme a otro.
    ¡Qué arte los tíos, dando largas!
    "Se me ponen los pelos como escarpias" cuando me acuerdo.

    Un abrazo.
    Elías

    ResponderEliminar
  2. Te estaremos esperando. Ojalá el cambio se realice pronto.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Aquí estaremos amigo. Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Elías, Esmeralda, Eli (curioso, los tres con la "E" de inicial):

    Aquí andamos todavía, y espero que, entre ida y vuelta no pase mucho tiempo. En fin...

    Elías, "como escarpias", también se me ponen a mí los pelos, sólo de pensarlo.

    Un abrazo a los tres.

    ResponderEliminar
  5. Otra E. Puedes formar el club de los routers muertos. Paciencia y suerte. Es la divisa de los que osan cambiar de compañía telefónica creyendo que hay libertad de elección.

    ResponderEliminar