Rastros (Busca por aquí cualquier entrada con palabras-clave):

miércoles, 14 de julio de 2010

Lomo de cerdo a la naranja (cocineto)


Vamos a asar un lomo de cochino
a la naranja: bien sencillo y bueno.
Y para hacer, lo que se dice, un pleno,
se debe maridar con un buen vino.

El lomo, en una pieza, lo adobamos
con sal, pimienta, orégano, tomillo,
ajo, comino, aceite… (bien sencillo,
como antes avisaba). Reservamos.

Se deja macerar y al otro día
con zumo de naranja se le riega,
y se pone en el horno, a fuego suave.(1)

Su aroma anunciará la profecía
que habrá de imaginar el estratega,
o sea, el cocinero; ya se sabe.

(1.- A CIENTO OCHENTA GRADOS LO COCINO,
Y TRES CUARTOS*, POR KILO DE COCHINO. )

*  SON TRES CUARTOS DE HORA, POR SUPUESTO:
EN OCASIONES, CUESTA RIMAR ESTO.



Y como guarnición a esta ambrosía,
se cocina después una compota
—que será, sin ambages, para nota—
de manzana, siguiéndose esta guía:

Pelamos las manzanas, troceamos,
las ponemos al fuego en un cacillo
con un vaso de agua y un palillo
de canela. También incorporamos

azúcar, peladura de limón,
y dejamos que cueza a fuego lento,
removiendo a intervalos la cocción.

Cuando se vea que llegó el momento
en que ya burbujea en comunión
retiramos del fuego el alimento.

(El toque personal: un breve chorro
de coñac que le añado por el morro.)

6 comentarios:

  1. MMMMMMmmmm, exquisito, el verso y el lomo a la naranja.
    Me lo pido.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Suculentos platos bien cocinetados, aunque éste en concreto parezca un poco contundente para los rigores del clima, si bien los excelentes endecagastrosílabos, incluidas las dobles raciones de postre con su fina canela, lo hacen muy digerible. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Si cuando digo que cocinar es un verdadero arte, estaremos todos de acuerdo pero lo tuyo Antonio es de "archiarte".
    Jolines que "salao" eres.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Esmeralda, Alfredo, Lola: gracias por "probar". Seguirá habiendo nuevos cocinetos, según vaya experimentando previamente en los fogones.

    Un abrazo a los tres.

    ResponderEliminar
  5. Antonio, tu te superas en el octosílabo preciso.

    ResponderEliminar
  6. Enrique, ¿octosílabo? Me he perdido.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar