Rastros (Busca por aquí cualquier entrada con palabras-clave):

domingo, 24 de octubre de 2010

En tránsito

[Imagen: Panorámica de Edimburgo ©  C. Elvira]  

De Praga hasta Edimburgo hay un camino
que pasa por París. Yo lo he soñado
muchas veces después de que a tu lado
lo recorriese con gozoso tino.

Desde Praga a Edimburgo hay una historia
escrita por los dos al alimón.
Mientras, París abona el corazón
de luz por el jardín de la memoria.

En Londres se transforma la mirada
en lluvia y vegetal naturaleza:
verde que muestra su esencial belleza;
lluvia gris de nostalgia adelantada.

Y siempre con nosotros, por testigo,
el dios del arco, nuestro buen amigo.

2 comentarios:

  1. Ya decía yo que andarías dando vueltas por el maravilloso mundo, de la mano de tu Carmen.
    Precioso soneto que nos regalas, ágil, armónico y viajero. Me alegro un montón.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  2. Me temo, Esmeralda, que no ha sido "dando vueltas por el maravilloso mundo" por donde he andado, sino más apegado a las pruebas de que la vida nos hace. El soneto, rescatado, era de hace algún tiempo.

    Gracias por la lectura. Un abrazo.

    ResponderEliminar