Rastros (Busca por aquí cualquier entrada con palabras-clave):

jueves, 7 de octubre de 2010

Ficción y soledad

Ficción y soledad, pues ando solo
en este viaje falso y sin destino.
Los hombres me tomaron por camino,
me miden y dividen… Yo enarbolo

por bandera la bruma, y, sin embargo,
de haber tenido un cuerpo, arrastraría
los pies de tanto andar, y no sería
la plenitud fugaz ni el sol amargo

que vengo a ser cuando quien va conmigo
se queda en la cuneta de la vida.
Soy una sombra en realidad, guarida
de la memoria; y del dolor, testigo.

Tiempo, me llaman. Y mi nombre es Nada.
Y no tengo conciencia ni coartada.

 

3 comentarios:

  1. Buen complemento esta "pareja de baile": la meditación clásica, quizás con un punto machadiano, del soneto "personificado" (en la línea del sololiquio anterior de la Poesía) y esta pieza de Pink Floyd, que nos remonta a los tiempos aquellos en los que soñábamos con la cara oculta de la Luna. En ese vórtice giramos, intentando encontrar los remansos.

    ResponderEliminar
  2. Hay veces que es mejor leer, callar y disfrutar de la verdadera poesía. El soneto de hoy es una auténtica joya.


    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Alfredo, Noray, con demasiado retraso pero la misma gratitud por vuestras palabras, va mi abrazo para ambos.

    ResponderEliminar