Rastros (Busca por aquí cualquier entrada con palabras-clave):

domingo, 10 de octubre de 2010

La verdad se muestra y reflexiona ante el espejo

Ni yo misma puedo reconocer
mi verdadero nombre en el espejo.
Soy el eco del eco del reflejo
de los nombres que llego a contener.

Y como todo nombre de mujer,
se nombra de mil formas y es complejo.
Todo resulta en torno a mí perplejo,
aunque todos afirmen conocer

a quien lleva mi nombre. Se diría
que al nombrarme me quieren diferente,
hecha a su imagen y su semejanza.

No saben que su propia altanería
los aleja de la polivalente
piedra de luz donde la Luz se alcanza.


5 comentarios:

  1. Un soneto ágil y vibrante. John siempre mágico. Y como bien estableciera Machado, "La verdad es lo que es, y sigue siendo verdad aunque se piense al revés." Un fuerte abrazo Antonio querido.

    ResponderEliminar
  2. Imponente colección de sonetos, me ha dejado sin palabras. Me los he leído todos de tirón y los he disfrutado, ya imaginas cuanto pues conociste mi pobre trayectoria de sonetista de principio a fin, pero aunque no fuera buena componiéndolos si lo soy apreciándolos.

    ResponderEliminar
  3. Hola Antonio, me gustaría invitarle a visitar el nuevo sitio de poesía www.latino-poemas.net

    Ayúdanos a compartir sus poemas :)

    ResponderEliminar
  4. Hace días que no tiempo tengo de determe a leer sonetos como estos. Me viene bien tenerlos tan a mano.

    ResponderEliminar
  5. Eli, Pilar, Enrique... por las razones apuntadas más arriba, he ido dejando pendiente estas palabras. Gracias a todos por estar ahí.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar