Rastros (Busca por aquí cualquier entrada con palabras-clave):

jueves, 20 de enero de 2011

Plagiador

 
[Imagen tomada de la página: 
http://bib.us.es/ximdex/guias/plagio/La%20Biblioteca%20de%20la%20Universidad%20de%20Sevilla_05.htm]

    Enajenado por la Belleza, puro Narciso, robaba la belleza creada por los otros. Acaso, para ocultar su mezquindad.



8 comentarios:

  1. Una ráfaga contra la indiferencia, contra esa mezquindad que todos, ay, tenemos en mayor o menor medida.

    Para pensarla serenamente.

    Posdata con guiño gastronómico: ¿Probásteis en Guadalupe las exquisiteces?

    Abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Cierto que es asi..Una cosa diferente es que despues de leer algo se te ocurran ideas parecidas,,pero con tu propia letra, con lo que viste o te dejo el relato...Pero de ahi a copiar textualmente y encima ponerse como autor??
    Que poco valor se da quien lo hace..
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Felicidades con mucho retraso, querido amigo, por esa esplendorosa juventud madura que seguro será tan fecunda como hasta ahora.

    Me parece muy oportuno el cartel en un medio como este tan dificil de controlar.

    No tanto como plagio pero si es verdad que hay versos que por su simpleza ve uno repetido en muchos poemas sobre todo de rima consonante por la escasez de palabras o de ingenio para mezclarlas. Mi regalo de cumple es uno de aquellos sonetillos lúdicos a ver si nos animamos un poco. Va:

    SONETO PREVISIBLES

    Soneto previsible como la rima en “oche”
    como la rima en “elo” como la rima en “ojo”
    por lo que en este verso a esa rima me arrojo
    y en el siguiente -¡vaya!- doy entrada a la noche.

    Sé lo que estás pensando: que voy a escribir “broche”
    y que lo previsible es seguir con “enojo”.
    Poco hay donde elegir y por eso me mojo
    con el ripio de turno y coloco aquí un “coche”

    Dirás: “No viene a cuento. Tomadura de pelo”
    Lo sé, lo sé. Lo siento. Y hay más. Falta el derroche
    de meter con calceta en este punto “cielo”
    y sin venir a cuento acabar con “fantoche”
    ya que en este poema, el mundo es un pañuelo
    y todo lo que he dicho, ha sido a troche y moche.

    Un abrazo gordo

    ResponderEliminar
  4. Gracias Elías por esas palabras generosas. En cuanto a los asuntos gastronómicos (no por esenciales menos líricos), te diré que nos trajimos queso y que la morcilla, de momento, la perdonamos (la habíamos probado en ocasiones anteriores). Sin duda, ambas, buenas recomendaciones. Y sí, tenías razón, había que andar con cuidado con la niebla.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Coincidimos totalmente, Doña Bostezos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Amigo manolotel: sabes que siempre llegas puntual, la fecha, a fin de cuentas, no deja de ser una referencia subjetiva.

    En cuanto a lo del plagio, aunque nos jorobe (o nos joda, directamente), tiene mal arreglo en esto de internet. Me recuerda al célebre número de Les Luthiers, en el que el compositor Gustav Fragger (o algo así) acusa a Johan Sebastian Mastroppiero de plagio, y este le responde en una carta en la que censura tal acción... con palabras del mismo Gustav Fragger.

    En otro orden, y como sabes que yo soy de los que se suma al juego a poco que se me pinche, aquí dejo respuesta a tu soneto, no sin antes agradecerte tus palabras y gesto de amigo:

    A troche y moche guardo palabras tan amigas,
    junto con la sonrisa que al punto han despertado;
    ellas, tan oportunas, amigo, han motivado
    que trace esta respuesta, salvando las fatigas.

    Pues fatigosamente, envés de las hormigas,
    que ejercen su trabajo con constancia y cuidado,
    yo no escribo ni canto, ni sueño ni traslado,
    por supuesto, al papel frutos, flores, espigas…

    En los últimos tiempos, aliado del silencio,
    dejaba que las rimas se las llevase el cencio,
    y me daba a la más empírica vagancia.

    Pero, mira por dónde, los amigos, ladinos,
    me ponen frente al tajo: “Camino, los caminos”.
    Y yo me doy de nuevo al verbo con prestancia.

    De modo que tras tiempo de silencio absoluto
    doy paso a este soneto, sin duda anacoluto.

    ResponderEliminar
  7. ¡¡Vaya par de dos estáis hechos!! Me habéis alegrado tras las horas de cabreo que llevo con lo del energúmeno.

    Graciassss :)

    ResponderEliminar
  8. Luisa, a mal tiempo buena cara...

    Y si hay algún resquicio para poder actuar, "caña al mono".

    Un abrazo.

    ResponderEliminar