Rastros (Busca por aquí cualquier entrada con palabras-clave):

sábado, 26 de febrero de 2011

¿Saben ese otro que dice...?


[Imagen tomada de la Red: http://www.fotosearch.es/]


Cansados de la tumba, un par de muertos
quedan para salir de marcha un día.
Se escapan una noche y ya, en la vía,
afanan una moto, cual expertos.

Mientras el uno arranca, el otro pide
que le aguarde un momento: “Vuelvo ahora”,
y se entra al cementerio. Cuando aflora,
trae a cuestas la lápida, que mide

acorde a la estatura del difunto.
De modo que, llegados a este punto,
el otro, sin creer en lo que ve,

le dice: “¿A dónde vas con ese peso?”
Y el compadre contesta: “Yo, ex profeso,
nunca salgo a la calle sin carné.”

9 comentarios:

  1. "Me partí la bola de risa" con el chiste cuando me lo contaron (una noche de copas, y copas, y...) y vuelvo a hacerlo ahora con el soneto, Antonio.

    Abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Luis Bravo "alias fauno" de Málaga27 de febrero de 2011, 21:29

    Acabo de aterrizar en este blog, husmeo un poco en esta tarde cálida y descubro lo buen poeta que sigue siendo Antonio y que además persiste en trabajarse los "chisnetos" ¿recuerdas este, dedicado a ti? escrito en el foro de sonetos de la extinta poesia.com

    "El genio" by Fauno

    24-01-2001 01:33 PM

    Caminaba una tarde por la arena
    y aparece un genio de las dunas.
    "te concedo un deseo, dime una
    ilusión, que tu creas vale la pena".

    Vacilón y sorprendido yo le digo:
    "En honor y homenaje al jues Pepote,
    -que me debe unas cañas y es amigo-.
    ¡Haz un puente, de aquí a Lanzarote!".

    "Coño fauno, eso es dificilillo,
    ¿no querrías algo mas consustancial?,
    un encargo un poco mas sencillo,
    que ese inútil deseo material".

    Lo pienso y le respondo: "Mire usté,
    entender la poesía de Djembé".

    El genio me miró dubitativo,
    me ofrece. ¿Porqué no, Miguel Ardiles?
    mas yo: “¡No!”. Y entonces, pensativo
    "Ese puente, ¿cuatro o dos carriles?".

    Fauno



    24-01-2001 05:47 PM

    Fauno, por alusiones. No comprendo
    ese exabrupto contra mi persona,
    ese “¡No!” exclamativo que impresiona
    al verlo así de sopetón. Entiendo,
    que usted quiera viajar a Lanzarote
    (aquel paisaje, la verdad, engancha),
    y si evita, de paso, avión o lancha
    en su visita al vate don Pepote,

    miel sobre hojuelas, la verdad sea dicha.
    Pero ese “¡No!”, que para mi desdicha
    ha lanzado, cual dardo envenenado,
    qué quiere que le diga, me sorprende.
    Dígame de mis versos qué no entiende,
    y, Fauno, délo usted por aclarado.
    Ya ve, querido amigo, me trastorna
    ese dichoso “¡No!”. (Léase con sorna.)

    Miguel Ardiles


    24-01-2001 06:41 PM

    ¡Por Dios D. Miguel! yo se lo explico
    no me tome ese ¡no! por negativo,
    de su genio y su verso soy cautivo
    y ante Ud., yo me considero chico.

    Si una vez que por suerte viene a verme
    un genio, similar al de Aladino,
    aprovecho y con gesto sibilino
    le pido que si va a corresponderme
    explicándome los versos que no entiendo.
    Entre tres grandes vates de este foro
    como son para mi, Uds. tres.

    A Pepote y a Ud., yo los comprendo
    y además, lo confieso sin decoro.
    Soy bruto, y no entiendo a Djembé

    Fauno

    24-01-2001 08:03 PM

    Me deja, amigo Fauno, más tranquilo,
    pues ese “No”, ya dije, me quemaba,
    y por más que pensaba y meditaba,
    continuaba en vilo.

    Ahora que me lo ha aclarado usted
    con gran celeridad y santiscario,
    yo le confesaré que el diccionario
    consulto ante Djembé.

    Matizado el matiz,
    hoy pago yo cocktail de regaliz

    Miguel Ardiles (*)

    (*)Miguel Ardiles era por aquel entonces el seudónimo de Antonio del Camino

    ResponderEliminar
  3. Elías, el chiste, aunque supongo que ya viejo, yo no lo conocí hasta hace unos días, cuando lo recibí en uno de esos correos que circulan por internet. Me pareció que se prestaba al juego del chisneto, y así ha quedado.

    Gracias por comentar.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Es lo que se dice, Enrique, un ejemplo de civismo: siempre debidamente documentados. (guiño cómplice)

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Saludos Antonio, ya ves que he entrado en tu blog y recordado `cosas´ de hace años. He querido mantener la fecha y hora en que se publicaron estos cuatro sonetos y reincido sobre este asunto. En apenas 6 seis horas escribimos y publicamos los dos un par de sonetos cada uno. Me maravilla la facilidad sonetistica que teniamos.

    Abrazo

    ResponderEliminar
  6. Está muy bien eso de sonetizar chistes, Antonio.
    Te ha quedado de cine... o de chiste.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Amigo "Fauno", ¡qué tiempos! Es cierto que por aquella época, la coincidencia de tanto entusiasta del soneto nos motivó de manera especial, y tanto en forma de chisnetos, como cocinetos o noticetos (¿era este el nombre?), unos y otros mostramos un buen número de ellos, además, claro está, de, digamos, "sonetos serios" (por llamarlos de alguna manera). Bien es verdad que no todos eran salvables, pero más allá de ello nos animaban a seguir escribiendo y, sobre todo, a divertirnos haciéndolo.

    Gracias por la visita y recordarlo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Emilio, obviamente, la idea del chisneto no es mía. Al parecer, un profesor de la universidad de Málaga, Ricardo Redolí Morales, tiene varios libros de chisnetos publicados. En su día, como recuerda Fauno, en el foro de sonetos de la página de Poesia.com, alguien --creo que el mismo "Fauno"-- apuntó la idea de mostrar nuestros propios chisnetos, y allá que fuimos una legión de sonetistas con el humor a cuestas. En aquella época yo escribí unos cuantos, que ahora he revisado; después, lo he seguido haciendo de vez en cuando. Este, concretamente, es nuevo. Aparte de ser un ejercicio estupendo para "pegarse" con el soneto, es algo, al menos para mí, bastante divertido. Sobre todo cuando el resultado es aceptable.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar