Rastros (Busca por aquí cualquier entrada con palabras-clave):

sábado, 16 de abril de 2011

Apuntes de viaje (11)



22.-

            Lo primero, nada más bajarse del coche, es desaguar el cuerpo, liberar la vejiga de peso y evitar así que, en el sitio más inoportuno, urgencias fisiológicas impidan disfrutar de algún momento clave de contemplación. Para ello, dado que, como se ha dicho, ninguno de los dos ha visitado nunca la ciudad, echan a andar, un poco por instinto, en busca de un café donde hacer un alto y aliviarse. Así, ponen rumbo a la plaza por la que hace poco pasaron con el coche, no sin antes fotografiar el edificio de dos plantas que queda frente al auto aparcado, no saben si sede de algún organismo (aunque no debe, puesto que no ven ningún símbolo ni rótulo que así lo acredite) o quinta particular; en cualquier caso, armónico e interesante en su conjunto. Pintado de blanco, destacan en él las ventanas de arco de medio punto, en piedra trabajada. 




Observan, a través de la puerta enrejada que lo cierra y por encima de los muros, un amplio patio, desde el que parte una escalinata de granito que desemboca en la primera planta, en un porche bajo el cual una puerta y una ventana, no de menor belleza que el conjunto, aguardan detenidas en el tiempo a que alguien entre o salga, o se asome a ver el movimiento de la calle o cómo, en el patio, irrumpe en estas fechas la primavera. Pero, de todo el edificio, lo que más llama su atención es esa ventana de la esquina, en la segunda planta, quizá balcón, con doble arco apoyado en columna granítica, también labrado. Un lugar concebido tal vez como atalaya o rincón de lectura, y en el que, por un momento, se imaginan avistando la calle; privilegiados moradores en, por lo poco que han visto, una ciudad privilegiada. Más a la derecha, un blasón en piedra sobre el que todo lo ignoran los viajeros. Por último, como para dar fe de este tiempo nuestro, poco dado a la armonía, unas astas metálicas de antena de televisión coronan el tejado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario