Rastros (Busca por aquí cualquier entrada con palabras-clave):

sábado, 14 de mayo de 2011

En estos tiempos, en todo tiempo.

 [Bosque, © C.E.L.]

        No somos mucho más que ese caracol que sueña las estrellas, siempre expuesto a las pisadas de oscuros animales.

6 comentarios:

  1. ...o la fragilidad del ser humano.
    Un abrazo y feliz semana.

    ResponderEliminar
  2. Tienes razón. Genial metáfora. Abrazos.

    ResponderEliminar
  3. Para oscuro animal, el hombre.
    Pobre caracol.

    Abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Esmeralda, no puede resumirse mejor.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Milagros, generosa siempre. Gracias.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Elías, de acuerdo totalmente: pocos más "oscuros". En este caso, el oscuro no era el caracol, sino esos otros animales con afán depredador. Por supuesto, entre todos, a la vista está: "el homo sapiens", que dicen.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar