Rastros (Busca por aquí cualquier entrada con palabras-clave):

martes, 5 de julio de 2011

De Fortuna varia

[Vincent van Gogh (1853-1890) Fritillarias, corona imperial en un jarrón de cobre1887 
Óleo sobre lienzoMuseo de Orsay  - París]

     Si echo la vista atrás soy consciente de que, en general, siempre fui un elegido de la Fortuna. Más allá de mis propios esfuerzos, la vida ha sido generosa conmigo. Por eso intento cada día merecer cuanto tengo.

2 comentarios:

  1. Haces bien en valorar todo lo que se te ha regalado. Seguro que lo mereces.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  2. Creo, Esmeralda, que es algo que conviene no olvidar nunca. En cuanto a lo de los méritos, supongo que eso es más difícil evaluarlo uno mismo. Me temo que muchas veces no es una cuestión de merecimientos, sino de buena suerte, simplemente.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar