Rastros (Busca por aquí cualquier entrada con palabras-clave):

domingo, 31 de julio de 2011

De regreso

[En la imagen, A Coruña © C. E. L.]


                            A H.B.O., que sabe de qué hablo. 


Atrás quedó la mar, la luz sonora
rompiendo en alazán de blanca espuma,
también la terca y sostenida bruma
que en la costa se afirma y se demora.

Quedó atrás la ciudad que, seductora,
en la memoria alienta y aun perfuma.
El tiempo quedó atrás, aunque rezuma
lenta sed de nostalgia asoladora.

Allí quedan sus plazas, sus callejas,
su faro, su castillo, sus jardines...
aquellos años, el dolor sufrido.

Conmigo vienen voces y guedejas
de lluvia y sal, tabernas, cafetines,
la palabra "Amistad". Y un largo olvido.

4 comentarios:

  1. Con aroma de nostalgia que no vence el olvido... fantástico el soneto.

    Abrazo grande.

    ResponderEliminar
  2. Atrás quedó el tiempo pero no los recuerdos...atrás los hoy vestidos de bruma, aquí y ahora el largo camino recorrido, jamás el olvido...
    Bss...Bienvenido al cotidiano mundo después de las vacaciones..

    ResponderEliminar
  3. Tenía que ser con un soneto de los tuyos el esperado regreso. Por cierto, estupendo.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  4. Antonio:
    Gracias por visitar mi blog. Muy bueno este soneto. Es perfecto en fondo y forma.

    Te dejo un saludo desde Bilbao
    y
    mi
    Enhorabuena
    Ana

    ResponderEliminar