Rastros (Busca por aquí cualquier entrada con palabras-clave):

miércoles, 13 de julio de 2011

De vez en cuando

[Imagen tomada de: http://quenosquedablog.blogspot.com/]

            También, de vez en cuando, darse a ese placer total de la pereza. Al abandono de todo cuanto no sea nada. No escribir, no leer, no pensar… Hasta que pasada esa fiebre de, digamos, nihilismo, la vida me empuja de nuevo hacia la vida, la palabra a la palabra, el cuerpo al cuerpo. Como si todo fuese de repente nuevo. Todo, materia por descubrir, camino por hollar. Todo intacto ante mí, para que yo lo abrace.

1 comentario:

  1. Es necesario ese reposo, que fluya lo que tenga que fluir, que surjan elementos abocados al parto... que descansen mente y cuerpo, que se preparen para lo que tenga que surgir.
    Esmeralda

    ResponderEliminar