Rastros (Busca por aquí cualquier entrada con palabras-clave):

domingo, 18 de septiembre de 2011

Escribo lo que vivo

[Imagen: Hombre de Vitruvio, de Leonardo da Vinci]

Escribo lo que vivo y al hacerlo
vivo dos veces de distinto modo:
al vivir, me sucedo; y me acomodo
al tiempo, al escribir y detenerlo.

Desde que comenzara esta aventura
de buscar en la página refugio,
la vida tiene más de subterfugio,
y de certeza, tiene la escritura.

Escribir y vivir, de esta manera,
son, a la vez, un todo y su mitad,
y definen quién soy, en la unidad
que el verbo fija y el vivir altera. 

Escribo lo que vivo. Al escribir
me afirmo en el oficio de vivir.

2 comentarios:

  1. Bien logrado este soneto, Antonio, reflejo de dos realidades, ramas de un mismo arbol.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Terly, por la visita y tus palabras. Como bien dices, escribir y vivir, ramas de un mismo árbol. Y en esas andamos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar