Rastros (Busca por aquí cualquier entrada con palabras-clave):

viernes, 21 de octubre de 2011

Escribir


            Escribir para conocer, para reconocerse. Escribir para ordenar el mundo. Escribir para nombrar lo que no tiene nombre, para reinventar los nombres del silencio, para fijar el tiempo. Escribir contra el olvido. Escribir como quien se despide.

9 comentarios:

  1. "Escribir como quien se despide" Con tu permiso, lo incorporo a mis latidos. Espero que sea el primer paso para que se incorpore a mi escritura.

    ResponderEliminar
  2. ... y escribir, tal vez, para no morir del todo: algo que ya está implícito en esa "espiral" de la frase final (que Armando incorpora a sus latidos). Buenas vibraciones para esta tarde. Nos vemos ya mismo.

    ResponderEliminar
  3. Amando, por lo que apunta más abajo el amigo Alfredo, ese "escribir como quien se despide" es concepto al que debe de llegarse ahondando en la propia escritura, y al que, me temo, no he sido el primero en llegar. Es lo que tiene la "Espiral", aunque esto suene un poco a jeroglífico. En cualquier caso, muchas gracias por la visita. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Alfredo, aunque tarde, tus vibraciones fueron buenas e hicieron posible una tarde/noche para el recuerdo. Gracias por la cercanía.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. No es mala razón tampoco, Milagros: "para aligerar la marcha". Gracias por la aportación.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Paloma, muchas gracias. No está en mi intención entrar en despedidas, que, a pesar de las distancias, uno aquí se encuentra tan bien acompañado.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar