Rastros (Busca por aquí cualquier entrada con palabras-clave):

domingo, 20 de noviembre de 2011

Historia conocida

[Imagen tomada de photaki.es]

        Mírate, me digo. Aquí estás, con todo por hacer en este nuevo día. No malgastes tu tiempo.
Cuando llega la noche, y ya a solas conmigo, hay mucho de que hablar.

8 comentarios:

  1. Hola Antonio. No he podido evitar sonreir, viendome una vez mas reflejada en tu palabra. Que tengas un dia en el que la poesia ruja.

    ResponderEliminar
  2. Me sumo a lo que ha escrito Eli. Creo que son unas palabras que pueden englobar la conciencia - y según que ratos la inconciencia - de la mayoría de personas.

    Suerte, y que sigas regalándonos poesía.

    ResponderEliminar
  3. La sombra más injusta del cansancio, se parece a la suerte arrebatada y fuera de peligro.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Estas conversaciones consigo mismo son súmamente enriquecedoras, amigo. Escúchate atentamente cuando llegue la noche, seguro que tendrás mucho que decirte.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Gracias, Eli. Nunca está de más el poder arrancar una sonrisa. En cuanto a lo de la poesía, parece, desde hace algún tiempo, que se ha olvidado pasar por mi casa. Pero no importa; yo, continúo llamándola.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Estimado F.J.G.G. (así escrito, querido amigo, ¡vaya colección de siglas!), es que esa "bendita" (o "maldita") pereza, me temo, debe de ser común a muchos mortales.

    Gracias por la visita y lectura.

    ResponderEliminar
  7. Posiblemente, sí, estimada Carmen.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. En ellas andamos, estimado Terly, desde hace tiempo. No siempre con el provecho que debiéramos, a decir verdad.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar