Rastros (Busca por aquí cualquier entrada con palabras-clave):

domingo, 25 de diciembre de 2011

Otra Navidad

[Imagen tomada de pequesymas.com]


            Llegaba mi padre a nuestra habitación con la bandeja de dulces navideños y una copa de licor donde, previamente, había preparado una palomita (apenas unas gotas de anís y el resto de agua), deseándonos "Feliz Navidad". Y mi hermana y yo tomábamos una porción de dulce y sorbíamos de aquel bebedizo, levemente anisado. Luego, desayunados, aseados y vestidos, bajábamos a felicitar las Pascuas a los abuelos. A esa hora —media mañana— ya andaba la abuela trajinando en la cocina. Y un apetitoso aroma a gallina en pepitoria se desprendía por toda la casa. Afuera, que recuerde, rara vez nevaba.

No hay comentarios:

Publicar un comentario