Rastros (Busca por aquí cualquier entrada con palabras-clave):

viernes, 16 de diciembre de 2011

Stat rosa prístina nomine, nomina nuda tenemus

[Rosa © A.C.G.]



           Stat rosa prístina nomine, nomina nuda tenemus.

        El nombre de la Rosa 
          Umberto Eco




No volveremos a tener veinte años
y el cuerpo rebosante de energía;
mas no habrá que subir tantos peldaños
como la edad de entonces requería.
Vivimos, y al vivir nos desvivimos,
y somos el mañana y lo que fuimos.

La edad, con todo, siempre es un presente
que cada cual, sin mérito, recibe.
Aprender a vivir según se vive
es aceptar el tiempo y su corriente.
Así, no habrá una edad más provechosa
que la que encierra el nombre de la rosa.

1 comentario:

  1. solo queda el nombre de la rosa, lo demas son fantasias o los nombres son vacios, la realidad es un vortice que separa la palabra y la accion? el poema es interesante, el lugar comun de la vida, pero quien nos dice que los lugares comunes no son de los que mas sacamos provecho.

    ResponderEliminar