Rastros (Busca por aquí cualquier entrada con palabras-clave):

viernes, 28 de enero de 2011

Plagiador (2)

[Imagen tomada de: http://antimarin.blogspot.es/]


Por lo que se ve, yo también he sido uno de los afectados por el famoso plagiador, presuntamente, venezolano. Como en el mundo hay cosas mucho más importantes y no merece la pena hacerse mala sangre por asuntos como este (otra cosa es que fastidie, por no emplear otro verbo), aquí dejo un pequeño divertimento. Procuro, eso sí, que sea con cierto sentido del humor, no exento de acidez. Ahí va:

                              A Luisa, Milagros, y a tantos que lo sufren.

A mí, que me parece cuanto escribo
de poca monta, y muestro con cuidado,
me sale un plagiador enajenado
que vive, al parecer, lo que yo vivo.

Liba de mí cuanto a las Musas libo,
y liba a muchos más, y así, empachado
de tanta libación muestra su estado
alzándose a un Olimpo repulsivo.  

Los lectores que nunca soñaría
para mí, se lo rifan y lo alaban.
Digo que alabarán mi juglaría

y la de los poetas que mostraban
hasta ayer sus poemas, ignorantes
de ladrones, mindundis y mangantes.

martes, 25 de enero de 2011

S.O.S.






¿Alguien puede darme alguna pista sobre la razón por la cual he dejado de ver los seguidores de mi blog? Me da igual entrar por Firefox, que Explorer que Google Crome. En todos los casos, en su lugar, aparece la indicación de que no puede encontrarse el Servidor. 

Muchas gracias.

viernes, 21 de enero de 2011

Romeral, de nuevo en Talavera

     Una vez más, José Luis López Romeral ("Romeral", para el mundo del arte) expone en Talavera, ciudad con la que guarda fuertes vínculos afectivos, y a la que le gusta volver siempre que puede, ya sea para visitar y pasar unas horas de animada charla con sus amigos, ya para, en un plano "profesional", continuar dando muestras de su producción. 
     Ayer, en el Centro Cultural Rafael Morales, inauguró exposición, bajo el título de Mis Dulcineas de Melque y otros sueños, formada por un corpus de sus ya famosas Dulcineas de Melque (motivo y figura de la que hemos hablado más de una vez en este blog), y por otros sueños, como él mismo ha definido, en los que se incluye una pintura más figurativa, donde abundan los bodegones, paisajes y algún retrato. 
     El acto, en el que intervineron, aparte del pintor, D. Carlos Gil, Concejal de Cultura; D. Jesús Cobo, crítico de arte, gran conocedor de la obra de Romeral y amigo del artista; y D. José Francisco Rivas, Alcalde de Talavera, fue seguido por un buen número de personas, entre las que se encontraban poetas, pintores y amigos del autor, quienes, tras la inauguración, pudieron departir sobre esta obra degustando un buen vino. 

     La muestra estará expuesta hasta el próximo 26 de febrero, y desde aquí animo a visitarla a cuantas personas gusten de la pintura y la belleza. Seguro que no saldrán defraudadas.

jueves, 20 de enero de 2011

Plagiador

 
[Imagen tomada de la página: 
http://bib.us.es/ximdex/guias/plagio/La%20Biblioteca%20de%20la%20Universidad%20de%20Sevilla_05.htm]

    Enajenado por la Belleza, puro Narciso, robaba la belleza creada por los otros. Acaso, para ocultar su mezquindad.



miércoles, 19 de enero de 2011

Crónica de un día de "cumple"

     Por aquello de celebrar el día de alguna manera diferente, y dado que hacerlo con nuestras hijas, en época de exámenes, quedaba descartado, decidimos hacer una excursión a Guadalupe, donde hacía más de quince años que no habíamos vuelto. No era buen día para viajar: la niebla, durante buena parte del trayecto, fue reina y señora, y nos privó de los paisajes de Los Ibores, por donde fuimos, tras dejar a un lado Navalmoral de la Mata. Lo bueno es que la carretera, tal día como ayer, apenas tenía tráfico; que las líneas en el asfalto son fácilmente visibles y que uno, a la hora de conducir, nunca lleva prisa. Así, despacito y con todo el cuidado del mundo, fuimos ascendiendo y descendiendo monte, hasta que, a unos ocho kilómetros de Guadalupe, la luz se hizo. Allí, detenidos en un mirador desde el que se contempla el pueblo, pudimos apreciar cómo la niebla se alzaba en esos momentos, de modo que formaba una especie de tocado, esponjoso y blanco sobre las torres del Monasterio y demás edificaciones.

     Guadalupe, ayer, mostraba un rostro tranquilo y cotidiano, lejos del bullicio de grupos de turistas que en otros meses y en fines de semana, suelen tomar sus calles y llenar bares y tabernas. Intentamos visitar el Monasterio, pero nos dijeron que ya, hasta las 16,30 h. no había visitas (era la una de la tarde). Vimos, eso sí, el templo, al parecer en vías de reparación (al menos, había una red protegiendo la nave central, quizá por algún desprendimiento que pudiera haber ocurrido o por evitar posibles daños, en caso de riesgo de  algún derrumbe), y paseamos tranquilamente por sus calles, donde apenas nos cruzamos con nadie, aparte de los tenderos de los comercios típicos de comestibles y artículos de regalos y recuerdos. 

   Hicimos algunas fotos, comimos en El Parador y, tras evaluar la posibilidad de quedarnos a visitar el Monasterio y tomar el camino de vuelta a eso de las seis o coger "carretera y manta" para evitar que se nos hiciera de noche en el trayecto, decidimos dejar la visita para mejor ocasión y volvimos sobre nuestros pasos, ahora sin rastro de la niebla que nos acompañó durante la mañana y con parada obligada en el Pantano de Valdecañas, donde pudimos disfrutar otra vez de los monumentales restos romanos, salvados de esa Talavera la Vieja, desaparecida bajo las aguas del embalse.



     Llegando a Talavera, con unas cuantas llamadas perdidas en el móvil, recibimos la del amigo Romeral, quien anda por mi pueblo montando la exposición que inaugura mañana, día 20, en el Centro Cultural Rafael Morales. Había intentado hablar conmigo unas cuantas veces durante el día, y quedamos en vernos en la sala de exposiciones. Allí, además de compartir su siempre grata compañía, recibí de él un regalo tan grande como su generosidad: una escultura suya en hierro y piedra, de la serie "Mis Dulcineas de Melque", que ya luce junto a otra Dulcinea hermana, esta pintada sobre papel, en nuestra casa. 



     ¿Puede pedirse más?

martes, 18 de enero de 2011

Simplemente, gracias



     Uno, que anda últimamente dudando de casi todo lo que escribe, de todo lo que ha escrito, y que por eso, entre otras cosas, tiene tan abandonado el blog, hasta el punto de no haber subido ningún post en lo que va de año, hoy, fecha clave en mi andadura personal (digámoslo así, dado que es el día en que me dio por asomarme, hace 56 años, a este mundo), me encuentro con este regalo que mi buen amigo Alfredo me deja en la Posada que con tan buena mano y pulso regenta. 

     Confieso que encontrarme con mis propios textos en esa selección, me ha reconciliado con la palabra. Ojalá que este empujón me anime a volver a este rincón de verbos y penumbras. Gracias, Alfredo.