Rastros (Busca por aquí cualquier entrada con palabras-clave):

miércoles, 14 de marzo de 2012

Confidencias de un viejo tahúr


[Imagen tomada de Taringa.net]


             Nada de dispersiones. Lo importante en esto es la especialización: si naipes, naipes. No hoy una de póker, mañana una ruleta, pasado un paseo por el mundo azaroso de los dados. No: elección y especialización. A partir de ahí, darse a un aprendizaje que no termina nunca: habilidad en los dedos, por supuesto; pero, sobre todo, capacidad de observación, psicología, precisión para elegir la víctima y el momento. Y, no menos trascendental, saber cuándo retirarse. Como en la guerra, una retirada a tiempo es siempre una victoria. Es verdad que los tiempos han cambiado. Y con ellos nuestra actividad y el escenario donde ejercerla. Ya me hubiera gustado a mí navegar en aquellos vapores del Mississippi, vestido como un dandi, enamorando señoras y desplumando advenedizos. Puro romanticismo, sin duda. Esencia misma de cuanto un tahúr anhela ser. Pero ya ves, los tiempos y su mudar continuo han venido a exiliarnos a un lugar que ni siquiera existe. Un lugar en el que, sin embargo, resistimos aferrados a nuestra voluntad de prestidigitación y resultados, a pesar de que nuestra tarea quedó abolida por otra más rentable, de guante blanco, avalada por las autoridades y con vitola de honorables para quienes la ejercen.

2 comentarios: