Rastros (Busca por aquí cualquier entrada con palabras-clave):

jueves, 15 de marzo de 2012

Micología


[Imagen tomada del libro "Las setas de Castilla La Mancha". Agesma Editores]

A Merecedes y Jesús, amigos que por Segovia danse al goce de las setas.


        Falto de inspiración, amarrado a la silla frente a la luminiscencia azul de la pantalla, voy por mi mente en busca de ese asunto capaz de despertar los dedos en el teclado. Pero no es un buen día. Cualquier idea, o me parece pobre, o manida, o descabellada; ningún verso, digno de tal nombre. Derrotado, paseo mis ojos por los anaqueles de la estantería. Así tropiezan con un libro que llama mi atención. Lo tomo entre mis manos; lo hojeo. Es un libro de setas. Calmo mi desazón gozando de sus nombres: Aleuria aurantia, Agaricux xanthoderma, Amanita phalloides, Hygrocybe coccinea, Lepista personata, Tricholoma terreum, Boletus aestivalis, Boletus satanás, Ganoderma applanatum… Al leerlos en voz alta, otra voz interior me empuja a decir: Ora pro nobis, ora pro nobis, ora pro nobis…, como si respondiese a una sanadora letanía.

2 comentarios:

  1. Pues tienes razón, parece una bella letanía... Pero también pienso en las setas asesinas que son capaces de llevarnos al Campo Santo en un plisplas para arrancarnos, después,letanías de verdad...
    Un abrazo, Antonio.

    ResponderEliminar
  2. Hola Antonio. Tu voz siempre despierta el hambre. Y rompe al sobre que ilumina. Besos.

    ResponderEliminar