Rastros (Busca por aquí cualquier entrada con palabras-clave):

viernes, 20 de abril de 2012

Las palabras


[Imagen tomada del blog: "Había palabras, pero no servían de mucho"]


Las palabras, lo mismo que la luna,
ocultan una cara. No se prestan
a mostrarse desnudas ni son fáciles
de seducir.
                        Nos llaman
desde una mansedumbre convenida
por ellas mismas, pero
cuando estamos a punto de tomarlas,
de desposarlas junto a los altares
que la tinta formó, se nos escapan
como agua de torrente entre las manos,
se diluyen
como el azucarillo en el café
de nuestro corazón.
                                    Y nos quedamos
huérfanos de su amor, solos, heridos
de una música arcana que ellas guardan,
y que sólo
algunos elegidos, 
                               con el tiempo,
consiguen aprender a armonizar.

2 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Bueno, Omar, "genial" "genial"... me parece un calificativo demasiado rotundo. Genios, ya sabes, hay pocos.

      Gracias por la visita.

      Saludos.

      Eliminar