Rastros (Busca por aquí cualquier entrada con palabras-clave):

lunes, 28 de mayo de 2012

La gente lo comenta


[Imagen recibida por e-mail]


La gente lo comenta, se masca en los corrillos,
hay un run-run de fondo por las calles y plazas:
que no hay quien se lo trague, que no somos pardillos,
que nos han engañado, robado, y hasta hay trazas
de que siguen haciéndolo sin rubor y sin treguas,
con la desfachatez que tienen los truhanes;
que, a pesar de los votos, se les ve a veinte leguas,
y nos quieren vender sensatez por desmanes.
Restan en Enseñanza, recortan en Salud,
y nos lo justifican en la herencia dichosa
que, dicen, recibieron. Mientras, la juventud
poniendo sin remedio los pies en polvorosa.  
Se la niega el futuro, al tiempo que los viejos
se siente traicionados después de tanta lucha.
Ellos, en cambio, actúan sin dudas ni complejos,
e insisten —y machacan—: que está huera la hucha.
Pero eso sí, no hay penas si hay que poner millones
para sacar a flote a ejemplares banqueros
que se irán de rositas, aun siendo unos hampones
que falsearon balances como buenos fulleros.
Si hablamos de Justicia se mueven los cimientos,
y con un ojo abierto se tapa la nariz
esa Insigne Señora, digna en sus fundamentos,
a quien, a veces, tratan como a una meretriz.
Vamos por mal camino. Hay pocos indignados
para la indignación que flota en el ambiente.
Si un día —cualquier día— hay revolucionados
que se revolucionan, no será casualmente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario