Rastros (Busca por aquí cualquier entrada con palabras-clave):

sábado, 19 de mayo de 2012

Pollo con manzana

 
[Imagen tomada de la Red: aunque no es "mi pollo con manzana", ilustra adecuadamente]



Me gusta hacer el pollo con manzana:
receta natural —harto sencilla
hasta para el más torpe cocinilla—
que es, además de fácil, rica y sana.

Se toma entera una pechuga. Y, luego,
se la moja en aceite y se macera
con orégano y sal una hora entera
—pimienta, si se quiere—. Ya en el fuego

se pone una sartén de base gruesa,
sin mucho despilfarro enaceitada,
y, a la plancha, se dora la pechuga.

Mientras tanto, la fruta se atraviesa
y se la deja descorazonada.
Se añade a la sartén hasta que arruga.

Cuando caramelice, tendrá hecho
este sencillo plato. Buen provecho.

6 comentarios:

  1. Hala, así sin más, receta hecha soneto con estrambote y todo, como si fuera fácil.

    Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al final, Paloma, tú sabes que es fácil: el soneto -salvo que sean sublimes, como los de Lorca o Miguel Hernández, o los clásicos y tantos otros- no deja de ser una estructura fija con la que uno acaba por ajustarse a base de práctica. Esto de los cocinetos, más allá de ser una invitación a los fogones, no deja de ser, sobre todo, un divertimento; ya lo he dicho, creo, en alguna que otra ocasión.

      Abrazos.

      Eliminar
  2. Es una dulce tentación el visitarte Antonio. Me disculpo por la ausencia, el tiempo me mantiene como al Capitán Garfio con una sola mano disponible para enfrentar al mar. Mis peques terminan el lunes sus examenes finales y yo recién mis responsabilidades laborales "expandidas". Un fuerte abrazo corazón de león.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eli, nada de disculpas, la puerta está abierta para cuando quieras entrar; por supuesto, no es obligada su visita diaria, ¡faltaría más!
      Lo de "corazón de león", dicho sea con guiño cómplice, me ha llegado al alma.

      Un ABRAZO.

      Eliminar
  3. Un sencillo y práctico poema.Que apetitoso plato y ya va siendo hora de cenar y leyendo tu poema se me ha abierto el apetito.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues, aunque sea a toro pasado: buen provecho. Y gracias por la visita.

      Un abrazo.

      Eliminar