Rastros (Busca por aquí cualquier entrada con palabras-clave):

lunes, 12 de noviembre de 2012

Luto





Hacia las alamedas de tu infancia,
padre, te has ido.
El sol es más oscuro.
La soledad redonda.

9 comentarios:

  1. Querido Antonio: el dolor de los amigos parece dejarnos sin palabras a veces, sin saber qué decir. Sólo podemos lamentar su pérdida con ellos.
    Mi más sentido pésame.

    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Una vida cumplida, Antonio: no aminora el dolor ni salva la pérdida, pero los hace soportables. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Me uno a tu dolor, aún sin conocerte personalmente, querido Antonio. Un sentido abrazo

    FINA

    ResponderEliminar
  4. No por esperada es menor el dolor. Mi más sentido pésame, amigo

    ResponderEliminar
  5. Elías, Alfredo, Fina, manolotel: gracias por vuestra cercanía en estos momentos.

    Cuádruple abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Las personas especiales de nuestra vida nunca se marchan del todo. Siguen presentes entre nosotros en forma de recuerdos, entre nuestros sueños, en el vacio de lugares y momentos concretos, etc.
    A pesar de estar convencida de esto, también creo que la ausencia es una herida abierta y dolorosa que por encima de todo tenemos que procurar que no se infecte.
    Mucho ánimo y un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, Carmen, cuanto apuntas. Gracias por tus palabras.

      Un saludo.

      Eliminar
  7. Querido Antonio, recuerdo una canción de Paco Ibañez que incluía este verso: "las palabras entonces no sirven: son palabras". Es verdad, pero son también, junto al vacío y la impotencia, la mejor manera de decirte que comparto tu dolor y tu ánimo. Un abrazo; yo también vivo esa etapa de despedida de nuestros mayores...
    Desde Rivas, un cordial saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Recuerdo, José Luis, los versos de Alberti que apuntas. Recibo tus palabras como bálsamo y proximidad en estos momentos difíciles. Sabemos que, como suele decirse, es "ley de vida"; pero no por ello resulta menos doloroso. Mucho ánimo también para ti.

      En la amistad.

      Eliminar