Rastros (Busca por aquí cualquier entrada con palabras-clave):

jueves, 3 de enero de 2013

Manos de sombra




[Imagen tomada del blog: "Diario de un jubilado"]



            Obsesivamente miraba sus manos: las palmas, los dedos, los nudillos, las uñas. Apretaba los puños o extendía los dedos separándolos en uves sucesivas. O las cruzaba (una mano con otra) y volvía a contemplarlas con extrañeza o simplicidad. La vida eran sus manos. Y, sin embargo, jamás dispuso de ellas para otra cosa que no fuese soñarlas o fingirlas. Nunca un roce fugaz ni una caricia. Manos huérfanas de amor. Manos de sombra.

2 comentarios:

  1. Buenísimo!!

    Un beso y Feliz Año 2013, Antonio.

    Laura

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Laura. También yo te deseo un feliz 2013.

      Un abrazo.

      Eliminar