Rastros (Busca por aquí cualquier entrada con palabras-clave):

domingo, 24 de febrero de 2013

Amigos



             Pocas cosas tan gozosas como unas horas de amistad y camaradería. Lo malo es que, en tales ocasiones, el tiempo se vuelve en contra nuestra y galopa más aprisa que nunca. Así, la hora de la despedida llega siempre demasiado pronto. Es en ese momento cuando comenzamos a contar lo que nos queda para una nueva cita.

No hay comentarios:

Publicar un comentario