Rastros (Busca por aquí cualquier entrada con palabras-clave):

miércoles, 13 de febrero de 2013

La sierra contra Franco.



 
[Autor y presentadores, durante el acto © .A. C. G..]


 El pasado viernes, a las ocho de la tarde, en un abarrotado salón de actos de la Biblioteca Pública José Hierro, de Talavera, se presentó el libro La sierra contra Franco, de Benito Díaz Díaz y Juan Pedro Esteban Palmero, que Tiempo de Cerezas Ediciones ha sacado a la luz recientemente.
La presentación corrió a cargo de César Pacheco Jiménez, Historiador; Juan Antonio Flores Martos, Profesor de la U.C.L.M.; y Benito Díaz Díaz,  Historiador y coautor del libro.
Tras la intervención de César Pacheco, que hizo un recorrido por la obra de Benito Díaz Díaz, destacando el rigor de sus investigaciones para sacar a la luz una parte de nuestra reciente historia; y del profesor Flores, que glosó las virtudes y hallazgos de La sierra contra Franco; Benito Díaz explicó la génesis de esta obra, centrada en Chaquetalarga y El Manco de Agudo: dos maquis que, más por afán de subsistencia que por convicciones políticas, tuvieron en jaque a las fuerzas del orden entre 1940 y 1949; si bien con desenlaces dispares, pues, mientras Chaquetalarga consiguió, tras múltiples penalidades, pasar la frontera francesa en 1947, El Manco de Agudo era abatido, junto a otros compañeros, por la Guardia Civil en marzo de 1949. El libro viene a desmitificar la imagen de esos hombres que después del final de nuestra Guerra Civil se hicieron fuertes en la sierra; muchas veces movidos por la dureza de las autoridades del nuevo régimen, que impedían a toda costa la integración de los vencidos en la sociedad.
Benito Díaz, con verbo apasionado, trazó, grosso modo, las duras condiciones de subsistencia en los montes, así como algunas de las actuaciones de estos huidos que, lejos de gestas heroicas, se limitaron a pequeños golpes, más encaminados a conseguir alimentos y dinero que con verdaderas intenciones militares y políticas.
La sierra contra Franco es un libro que, como ya se dijo en su presentación, viene a mostrar un periodo oscuro en la historia de nuestro país, oculto o desfigurado hasta no hace mucho; un libro riguroso, plagado de datos y fechas y, sin embargo, ameno y ligero; un libro que se lee con gusto —a pesar de la crudeza de algunos hechos que en él se narran— y que puede ayudar a comprender aún mejor esa tragedia que es siempre la guerra y, más aún, una guerra incivil como la sufrida por nuestros más cercanos antepasados. Un libro, en definitiva, que recomiendo leer a cuantos puedan asomarse a esta ventana, seguro de que no les defraudará.

2 comentarios:

  1. Riguroso? Pablo Vera dice que algunos pasajes no son así, que el los contó de otra forma.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En ese caso, nada mejor que aclararlo con los autores. Seguro estoy de que, si hay alguna discrepancia o malentendido, están dispuestos a subsanarlo en próximas ediciones.

      No estaría de más saber quién está detrás de ese anonimato. Simplemente, por una mera cuestión de higiene dialogante.

      Un saludo.

      Eliminar