Rastros (Busca por aquí cualquier entrada con palabras-clave):

viernes, 1 de febrero de 2013

Las horas

[Reloj - © .A.C.G.]




Las horas se deslizan lentamente
o galopan de pronto, desbocadas.
Son sigilosos tigres al acecho
o bisontes en súbita estampida.
Las horas son de piedra o son de lluvia,
y nosotros salimos a su encuentro.
Las horas nos recuerdan horizontes
que cruzamos ayer, o nos avisan,
con tenaz precisión trigonométrica,
de aquellos que se pierden
detrás de nuestros ojos; nos anuncian
la hoguera del olvido y se detienen
también algunas veces por la sangre.
Las horas nos construyen, pues estamos
hechos, al fin, de tiempo y de emociones,
y todo lo que somos se reduce
a un suceder de mínimos latidos.
Así, hasta que al final una hora fija,
contra nosotros, nuestro adiós al tiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario