Rastros (Busca por aquí cualquier entrada con palabras-clave):

martes, 12 de marzo de 2013

Esa música





Con asombro, constato
que del patio de luces se levanta
una música antigua.
Me detengo a escucharla, mientras ella
entra por las rendijas
de mi casa. De pronto,
se vuelve familiar, y desprovista
de cualquier majestad se me acurruca 
cercana al corazón.
Es Bach. Una vez más
me salva de los ruidos con que el mundo
construye la ciudad cada mañana.

4 comentarios:

  1. Hola, Antonio, mucho el tiempo sin pasar a leerte, poeta y me alegro de que al fin, hoy te viera en el primer lugar de los amigos que sigo y vine en la certeza de encontrar un buen poema para despedir el día, tu lo empezaste con Bach y yo lo acabaré con tu poesía.

    Un magnífico cierre, como el de tu poema.

    Un abrazo, amigo
    ..............Carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Carlos, por pasar por mi casa. Y celebro ese encuentro en la música de Bach.

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Oh, con ESA MÚSICA NACI: SUMAS En ocho.

    ¿De dónde viene los palíndromos? ¿Qué significan?

    Quizás el compás de la música del barroco justifique la "ocurrencia bifronte", también apoyada en la imagen (figura) del ocho que, visto en horizontal, sugiere la madeja del infinito que, a su vez, ejemplifica o simboliza el movimiento (moto) continuo, propio igualmente de estas estructuras rítmicas del barroco tan ligadas y envolventes y que, como bien dices, anidan cerca del músculo cordial, otra madeja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué misterio y fuerza imanadora ésta de los palíndromos! ¡Y qué placer cuando se da con uno, o se lee uno como el que apuntas en tu visita! Sí es verdad que tiene un algo de barroco (puro juego) y también de mágico. Sigamos, pues, jugando..., aunque ahora no se me ocurre nada (guiño cómplice).

      Abrazos.

      Eliminar