Rastros (Busca por aquí cualquier entrada con palabras-clave):

domingo, 24 de marzo de 2013

Escribir...




Para volver a empezar siempre. Para
seguir emborronando mil cuartillas
y repetir lo mismo con acentos
colocados en sílabas dispares;
para atrapar un gesto del pasado,
el amor que da luz a mi mirada,
una duda que fluye en mis arterias
y que puebla de niebla el corazón.
Para acercar un rostro, o dar un beso,
o beberme una lágrima... quién sabe.
Para alcanzarlo todo o para nada,
yo sigo interrogando a los oráculos,
rimando en asonante y consonante,
buscando una metáfora imposible,
queriendo ser poeta...
                                   Buen amigo,
si alguna vez descubres el secreto
que detrás de estas manchas desconozco,
no te tardes, y ven a compartirlo
con éste que en la noche se desvela,
y pregunta por todo cuanto anuncia
la claridad del alba, y su revés.

No hay comentarios:

Publicar un comentario