Rastros (Busca por aquí cualquier entrada con palabras-clave):

viernes, 29 de marzo de 2013

Pasan lentos los días

[Bvar. des Italiens - París ©  C. E. L.]


Pasan lentos los días, pero el tiempo
galopa en un caballo transparente.
Con tal velocidad, que apenas somos
conscientes de que cruza
las ciudades que alzamos en nosotros.
Galopa con tal prisa,
que, pura levedad, lo respiramos
sin darnos cuenta de que habita el aire
imprescindible para nuestra vida.
Y él sigue su carrera, deja huellas
a las que, sin embargo, no se presta
especial atención. Sólo más tarde,
cuando no haya regreso ni remedio,
sabremos del caballo que ha pasado.
Pero entonces, la vida…

2 comentarios:

  1. Hermoso canto al paso del tiempo, ese que como bien
    nos dice nos deja huellas pero nos damos cuenta
    cuando ya la vida . . .
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, paco. Tu cercanía y comentarios revalorizan la penumbra de mis versos.

      Un fuerte abrazo.

      Eliminar