Rastros (Busca por aquí cualquier entrada con palabras-clave):

domingo, 7 de abril de 2013

Batalla cotidiana




 
["Esperando" Aguada sobre papel de estraza, 26x19, 2002  
Manuel Martín Morgado. De su blog]


Me pongo ante el teclado
y ese blanco vacío de la página.
Sé que debo escribir y no sé el qué.
Hurgo en mí. Me asomo a lo más mío,
al recóndito tiempo que me encierra,
para decir no sé.
Quien me habita se empeña en el silencio.
Se oculta entre los pliegues de mi piel,
en el espacio circular de mi pupila.
Y calla.
              Y no responde.
Como cada día, he de iniciar desnudo la batalla
contra el otro que soy. Arrancarle palabras
que no sabe. Exprimirlo despacio
hasta que el tiempo, al tiempo, me devuelva
memoria de mí mismo.
De esa conflagración de mi materia
extraer lo preciso,
                                ordenarlo,
                                                   pulirlo.
Quizá entonces la llama del poema.
Quizá yo mismo, solo y ante mí.
Me pongo ante el teclado.
Y ese blanco vacío de la página...

2 comentarios:

  1. Un día mi profesora -hace ya años- me dijo:
    "Nunca dejes de escribir, aunque solo sea
    para rellenar la hoja en blanco"
    Ahora me has dado las claves de tan
    buen consejo. hasta sin escribir se
    puede decir algo.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo Paco, viene a ser un poco el dilema de cada día: ese camino entre la mente y el papel en blanco que, en ocasiones, parece un abismo insalvable y que otras, por el contrario, está poblado de puentes capaces de hacer fluir las palabras con la mayor precisión. Y ahí andamos.

      Un fuerte abrazo.

      Eliminar